Ono acelera la integración de los clientes de TV de Auna ante el tirón de la competencia

onoOno continúa avanzando en el proceso de integración a sus ofertas de los clientes de la antigua Auna, la compañía que adquirió el pasado año por 2.015 millones de euros.

Tras adaptar a sus ofertas los contratos de acceso a Internet con ADSL de los antiguos clientes de Auna, proceso que aún está en marcha, Ono ha decidido acelerar la unificación de las ofertas comerciales para el servicio de televisión de pago.
Ante la presión de los competidores, como Wanadoo y Telefónica, que se han lanzado al negocio de la televisión a través de ADSL, Ono ha adelantado un año la  migración de los antiguos clientes de Auna Televisión en Madrid y Barcelona a Ojo, la nueva oferta de televisión del grupo que preside Eugenio Galdón.

Inicialmente, este cambio estaba previsto para finales de 2007. Con la oferta de Ono, los clientes que tenían contratados los servicios de Auna podrán acceder a la nueva televisión a la carta de Ono, basada en el sistema de vídeo bajo demanda. Esta tecnología permite a los usuarios disfrutar del contenido que hayan contratado en cualquier momento, sin ataduras a un horario determinado.  

Fuentes de la compañía aseguran que se respetará el precio que pagaban los antiguos clientes de Auna, adaptando sus contratos al equivalente de los que ofrece Ono. Esta compañía tenía al cierre de 2005 algo más de 475.000 clientes de televisión, mientras que Auna contaba con 385.000 usuarios.

El operador de cable cuenta con paquetes de televisión que van desde 19 a 49 euros al mes, dependiendo de los canales que se contraten. Además, el alquiler tiene un coste de 6,5 euros al mes.

Al pasarse a Ono, los antiguos clientes de Auna tendrán, por un precio básico de 12 euros al mes, acceso a Ojo, su servicio de TV de pago a la carta. Desde su puesta en marcha, más de la mitad de los usuarios de Ono han probado el servicio. Además de los canales básicos, Ojo ofrece series por 0,49 euros cada capítulo, documentales por 0,70 euros y películas de estreno por 2,99 euros.

La integración de los clientes de Ono y Auna en la nueva oferta impulsará también la unificación de los descodificadores. Ono trabaja con equipos de Motorola, mientras que los clientes de Auna contaban con equipos de ADB y NDS. La empresa negocia ahora con los proveedores el suministro de los nuevos equipos.

Ono busca reactivar su negocio de televisión, clave en su estrategia de triple-play (Internet, teléfono y TV). Después de un año 2005 con fuertes crecimientos, las operadoras de cable han ralentizado su ritmo de captación de clientes de televisión de pago en 2006. Durante el primer trimestre, Ono, R (Galicia), Telecable (Asturias) y Euskaltel (País Vasco) lograron atraer a 15.000 nuevos clientes a sus ofertas de televisión, muy por debajo de los 25.000 nuevos abonados de media que venían captando el año anterior.

Con esta ralentización, Imagenio, el servicio de televisión de pago a través del ADSL, tiró del mercado en este comienzo de año, aunque también ralentizó su espectacular crecimiento de finales de 2005. Entre enero y marzo de este año, Imagenio captó 50.000 nuevos clientes a su oferta. Esta cifra representa la mitad del trimestre anterior, sobrealimentada por la agresiva campaña navideña, pero supone el doble de clientes que captó Digital+, la plataforma vía satélite de Sogecable que domina el mercado de la televisión de pago, con el 57% de los clientes.
Articulo publicado en: http://www.expansion.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *