Microsoft y sus recompensas para proteger su software

Microsoft está intentando captar a nuevos talentos informáticos que puedan ayudar a proteger los ordenadores con Windows de los ataques piratas, ofreciendo recompensas de hasta 150.000 dólares a cualquiera que ayude a identificar y solucionar problemas de seguridad en su software.

La compañía de Redmond ha presentado su programa de recompensas, con el fin de evitar que los piratas informáticos más sofisticados logren ocasionar problemas en las últimas versiones del sistema operativo Windows.

Para participar en dicho programa, se deben tener más de 14 años de edad, si bien, estos necesitan tener el permiso de sus padres y pueden participar aquellos que sean residentes de países que no tengan sanciones de Estados Unidos, como Cuba, Corea del Norte, Sudán o Siria, que están excluivos.

«Es bastante generoso, aunque lo que están pidiendo tiene una vara bastante alta», indicó al respecto Chris Wysopal, jefe de tecnología de Veracode, una empresa de seguridad que busca identificar errores de software.

Con esta iniciativa, Microsoft propone remediar los grandes ataques que ha sufrido y que han ocasionado grandes pérdidas a sus clientes, y formar un equipo con los mejores «piratas» informáticos, los cuales suelen ser reclutados por militares, agencias de inteligencias, y grandes corporaciones, que los atraen con becas y empleos bien remunerados.

Otras compañías, como es el caso de Google o Facebook, también han tratado de llevar a cabo estrategias similares. La compañía del buscador ha destinado 1,7 millones de dólares en 3 años y Facebook desde hace dos años ha abonado desde 500.000 dóalres hasta un millón de dólares.

Por otra parte, Microsoft llevará a cabo un concurso que se iniciará el 26 de julio y que ofrecerá premios de hasta 11.000 dólares por encontrar vulnerabilidades en su nueva versión de Internet Explorer.

FUENTE: Europa Press

Según un estudio, los “piratas” son los que más música compran

Revelador ha sido un estudio que ha confirmado que los usuarios que se descargan más música de la red son aquellos que también son los que más música compran, chocando así con las declaraciones que en múltiples ocasiones han realizado desde organizaciones como la SGAE.

Internet no solo ha servido para descargar mediante redes de intercambio de ficheros (P2P) u otros servicios, discos y canciones de artistas conocidos, sino también para dar a conocer nuevos talentos de la música, lo que puede derivar en que los usuarios decidan dar su apoyo a los mismos adquiriendo sus discos o canciones.

Un estudio llevado a cabo por American Assembly que se basa en la investigación sobre  la procedencia de las colecciones de música en el mercado americano confirma que los “piratas”, no sólo sí están dispuestos a pagar por disfrutar de esos contenidos, sino que además son los que más música compran.

En el mismo estudio se indica que a menor edad se adquiere mayor cantidad de música digital. Los jóvenes de entre 18 y 29 años poseen una media de 1.867 canciones, los usuarios de entre 30 y 49 años 1.395, y a partir de los 50 la media se reduce considerablemente, ya que prefieren los soportes físicos.

Al compararse a los usuarios de redes P2P con los que no llevan a cabo intercambios de música, el estudio desvela que los primeros descarga un 30% más de música legal que los segundos.

Según se indica, en los jóvenes de entre 18 a los 29 años, el 48% de la música que forma parte de sus colecciones  es comprada, mientras que el 16% son copias de amigos y familiares, el 15% procede de CDs, y el 21% son descargas ilegales procedentes de redes P2P.

En franjas de edad más avanzada la música comprada aumenta, ya que desde los 30 a los 49 años, el 56% de las canciones que disponen son compradas legalmente, el 22% procede de sus propios CDs, el 10% son copias de amigos y familiares y el 12% son descargas P2P.

Este estudio revela que organismos como la SGAE se equivocan a la hora de tachar a Internet como “el enemigo” y en afirmar que “acabará con la industria musical”.

Ubisoft llama “Piratas” al 95 % de usuarios de PC

Los responsables de Ubisoft han cargado contra la mayor parte de los usuarios de los juegos en PC, ya que entre los datos que manejan internamente, entre el 93 % y 95% de ellos se descargan estos juegos de forma ilegal.

Ubisoft se ha caracterizado en los últimos tiempos por atacar a los usuarios que no adquieren sus videojuegos de manera legal, además de apostar fuertemente por introducir nuevos sistemas de seguridad en sus títulos para que no puedan ser copiados por estos.

En esta ocasión, el CEO de la compañía, Yves Guillemot, ha hablando acerca de la piratería al indicar que “Dentro del sector del PC solo entre un 5 y un 7% de los jugadores pagan por jugar, el resto es pirateado”, al mismo tiempo que indicaba que el modelo F2P (free top lay), es una buena opción para que las compañías rentabilicen sus desarrollos, aunque los porcentajes que se manejan respecto a este modelo actualmente es muy bajo.

El modelo F2P se basa en el pago de contenidos adicionales, y solamente entre el cinco y el siete por ciento de los usuarios que juegan a estos videojuegos online pagan por obtener mejoras en los mismos.

Guillemot cree que el lado bueno del Free to Play es que “podemos obtener beneficios de países donde antes no conseguíamos, lugares donde nuestros productos eran jugados pero no comprados», así como una buena forma de seguir expandiendo su marca y lograr beneficios largo plazo.

Durante el año pasado, Ubisoft se excusó en la piratería para cancelar diversos títulos para PC, centrándose en otras plataformas:  “Hay tanta piratería y tan poca gente que paga por jugar en PC que tenemos que sopesar el coste que conlleva desarrollar un juego. Quizá no sea un coste enorme, pero si el juego solo lo van a comprar 50.000 personas no merece la pena llevarlo a PC”, menciono el director creativo de I Am Alive, al respecto.

Por el momento Ubisoft seguirá ideando sistemas con los que entorpecer la labor de los usuarios que quieren realizar copias de sus videojuegos, así como creando títulos PAL UK por ejemplo, que incorporen el castellano, como ya ha ocurrido con la saga Assasins Creed, con el objetivo de frenar la importación de los mismos desde Reino Unido.