El primer terminal BlackBerry 10 no dispondrá de teclado físico.

Los dispositivos móviles BlackBerry dejarán de ser como nos los encontramos actualmente , con su teclado físico y su pantalla de no demasiadas dimensiones. RIM ha decidido actualizarse y dejar un poco “de lado” el tradicional aspecto de sus terminales, con su completo teclado QWETY, para comenzar a competir en el mundo de los teléfonos táctiles.

Su próximo smarthphone será el primero en adoptar esta medida de “modernidad”, bajo su nuevo sistema operativo BlackBerry 10 y tendrá un aspecto estético muy similar al iPhone de Apple o el Samsung Galaxy SIII, que serán sus dos principales rivales.

Si BlackBerry se ha erigido en los últimos tiempos como la mejor alternativa, en los que a smartphones se refiere, para enviar correos electrónicos y mensajería instantánea, impulsado principalmente por el uso de Whatsapp, que los ha hecho más populares aún si cabe, ahora perderá esa “seña de identidad”.

Esta medida ha hecho que muchos usuarios y especialistas en telefonía móvil, se hayan posicionado en contra de este cambio, ya que su próximo terminal, y posiblemente los que vengan en el futuro, sean táctiles y pierdan así las ventajas que suponía el escribir de forma física mensajes o correos electrónicos con más rapidez.

El que ha sido uno de los puntos fuertes de BlackBerry en los últimos tiempos frente a sus competidores desaparecerá en la próxima versión, aunque si las ventas no satisfacen a sus responsables, puede que decidan replantearse la idea de volver al teclado físico.

RIM buscará con este cambio de rumbo, sanear sus cuentas y recuperar esos puestos que ha perdido en el mundo de la telefonía móvil. ¿Creéis que este cambio supondrá un incremento de ventas de terminales BlackBerry?.

En mi opinión es un paso atrás de la compañía, ya que como anteriormente hemos mencionado, el principal reclamo hacia los usuarios para adquirir uno de sus terminales era precisamente su teclado QWERTY, mucho más rápido y cómodo a la hora de escribir todo tipo de mensajes en el teléfono móvil.

Al prescindir del mismo, nos encontraremos con un terminal con el nuevo sistema operativo de la marca, pero que nos ofrecerá lo mismo o menos que ya podemos obtener con la compra de un Samsung Galaxy SIII o un iPhone, o quién sabe si incluso con terminales “inferiores” a estos.

Con este cambio al mundo de los teléfonos táctiles, BlackBerry deberá plantearse seriamente el precio al que serán comercializarse sus terminales, ya que si rondan los precios de los anteriormente mencionados, los usuarios seguramente tengan preferencia por uno de ellos, ya consolidados en el mercado de este tipo de dispositivos.

 

Windows 8 y el fin del formato físico de forma nativa

Windows 8 traerá consigo múltiples novedades, pero existe una que puede ser muy importante para los más cinéfilos, que pueden ver como la nueva versión del sistema operativo de Microsoft no permita reproducir de forma nativa contenido de DVD o discos Blu-Ray, lo que hace que se abandone  de una forma definitiva el soporte del contenido físico.

Desde las altas esferas de la compañía se ha mencionado que los soportes físicos son cosa del pasado y consideran que los sistemas operativos deben centrarse en la reproducción en streaming y reproducciones bajo demanda.

Windows 8 se centrara en servicios en la nube y al abandonar la reproducción de estos soportes físicos hará que quien desee reproducirlos tenga que adquirir el pack Media Center (de pago), que permitirá la reproducción de los mismos en este nuevo sistema operativo.

Sin embargo seguirán existiendo otros programas capaces de reproducirlos, como es el caso de VLC entre otros.

Sin embargo, pese a que sea algo que tenga una sencilla solución, deja algunas dudas y aspectos sobre los que pensar.

En primer lugar, la decisión de dejar de dar este soporte por parte de Microsoft y que se deba “pagar” por poder reproducir DVD o Blu-Ray, me parece un paso atrás de la compañía, si bien quieren dar un mayor peso e importancia a los servicios en la nube, este no creo que sea el camino, ya que, aunque el futuro no se utilicen apenas los discos físicos, siempre podremos querer ver alguna película o vídeo de hace algunos años y tendremos que buscar otras alternativas a los programas de Windows para poder hacerlo.

Por otro lado, nos encontramos con un aspecto relacionado con lo anterior, y es si realmente pensáis que los formatos físicos llegarán a su fin en unos años. Cada vez más y más gente tiene a su disposición internet, pero sin duda, siempre habrá gente que no disponga de conexión a internet por motivos económicos o por falta de necesidad, y el fin de este formato privaría a muchos de poder adquirir y reproducir esos contenidos en DVDs, CDs o Blu-Rays.

La decisión de Microsoft en Windows se suma así a los rumores que han surgido en las últimas fechas respecto al futuro del mundo de los videojuegos, en los cuales se han anunciado la posibilidad que en las consolas de próxima generación se prescinda de este tipo de formato y se centren en contenidos alojados en la nube.

Esto haría que perdiésemos la “magia” de poder contar en nuestras manos con el manual del videojuego o película (en el caso de los primeros, cada vez esos manuales son más y más escasos e incluso en algunos se prescinde de ellos), y de poder apreciar a golpe de vista nuestra colección.

Personalmente me gusta contar con los videojuegos y Blu-Rays en formato físico y si mi dependiera seguiría ofreciendo ambos formatos, aunque lo más seguro, es que en el futuro se acabe prescindiendo del físico, ahorrando así costes de distribución por parte de los desarrolladores. Lo cual a su vez repercutiría en tiendas especializadas y las secciones correspondientes de los supermercados, que dejarían de obtener muchas ganancias.

Además, habría que ver si esa ausencia de formatos físicos haría que los precios se redujeran para el consumidor final o por el contrario, se siguen comercializando al mismo.