Las nuevas normas de la CNMC sobre el ADSL y la fibra óptica

La CNMC aprobó a finales del pasado mes de febrero unas nuevas normas que afectarán al ADSL y a la Fibra Óptica, regulando así la banda ancha en nuestro país. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha diferenciado un total de 66 ciudades en las que existe competencia tras analizar los datos de junio de 2015, que son: Madrid, Alcalá de Henares, Alcorcón, Arganda del Rey, Coslada, Fuenlabrada, Getafe, Las Rozas, Leganés, Móstoles, Parla, Pinto, Torrejón de Ardoz , Valdemoro, Barcelona, Badalona, Cornellà de Llobregat, Granollers, Hospitalet de Llobregat, Mataró, Sabadell, Sant Adrià de Besòs, Santa Coloma de Gramenet, Cerdanyola del Vallès, Vilafranca del Penedés, Terrassa, Valencia, Alboraya, Alzira, Paterna, Mislata, Tavernes Blanques, Torrent, Sevilla, Dos Hermanas, Alcalá de Guadaíra, Alicante, Elche, San Vicente del Raspeig, Cádiz, Jerez de la Frontera,Castellón de la Plana, Villarreal, Oviedo, Gijón, Málaga, Fuengirola, Albacete, Almería, Burgos, Córdoba, Granada, Guadalajara, Huelva, Jaén, León, Lleida, Logroño, Murcia, Palencia, Salamanca, Toledo, Valladolid, Zaragoza, Reus y Vigo.

Todos estos municipios, que son un 35% de la población cumplen con disponer de al menos tres operadores con una red de fibra óptica desplegada de forma simultánea y cada uno de ellos con una cobertura mínima del 20 por ciento.

Las nuevas normas dictaminadas por la CNMC son las siguientes:

  • Movistar no está obligada a compartir su red de Fibra en estas 66 ciudades denominadas aunque deberá alquilar su red de cobre a su competencia.
  • En el resto de ciudades españolas el operador tradicional está obligada a alquilar su red de fibra durante seis o más meses en función del nivel de competencia en cada zona.
  • En el resto de España, Movistar debe dar acceso a sus competidores acceso a su red de fibra sin la limitación actual de un máximo de 30 MB de descarga.

Veremos cómo afectan estas medidas a las ofertas de fibra óptica en nuestro país, en especial en aquellos lugares en los que no existe «competencia suficiente»

La FTTH crece un 90% respecto al año pasado

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha dado a conocer su informe acerca de la evolución del mercado de la banda ancha fija, en la cual ha habido un crecimiento del 6,1% según datos de marzo. Gran parte de este crecimiento corresponde a las conexiones de fibra óptica, ya que el porcentaje de clientes de FTTH se ha incrementado en un 90% respecto al año anterior, duplicando su número con respecto a 2013.

La FTTH ha reclutado a un 73% del total de nuevas líneas de banda ancha fija, siendo el gran culpable de su crecimiento. Sin duda, la fibra óptica hasta el hogar ha logrado convertirse en la opción preferida por la mayor parte de los usuarios, de ahí su gran demanda en el último año.

En comparación con el mes anterior, ha habido un crecimiento de 60.595 usuarios, de los cuales 44.333 corresponden a fibra óptica, 11.622 al cable coaxial (HFC) y 4.640 a conexones DSL.  De esta forma, la banda ancha en España se sitúa en un total de 14,2 millones de líneas. Por su parte, la fibra óptica registra un total de 740.020 clientes.

Todo parece indicar que esta tendencia permanecerá en el tiempo puesto que los principales operadores continúan trabajando en sus despliegues de fibra óptica por todo el territorio nacional y en los próximos años serán más los usuarios que podrán disfrutar de las redes ultrarrápidas para conectarse a internet, con los beneficios que ello conlleva.

 

Fuente: CNMC

LA CNMC rebaja el precio del acceso indirecto

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha informado acerca de su «resolución sobre la revisión de los precios de la oferta de acceso mayorista a la línea telefónica (AMLT)», en la que ha decidido aprobar una rebaja en el precio del acceso mayorista a la línea telefónica, algo que no ocurría desde abril de 2011, cuando dicha oferta recibió su última actualización de precios.

De esta forma, los usuarios podrán verse beneficiados de un precio de cuota de línea inferior, lo que supondrá un ahorro de varios euros mensuales. Estos aprecios afectan tanto a nuevas altas como a aquellos usuarios que ya tengan contratada una línea analógica o digital.

Aquellos usuarios que cuenten con una línea analógica pasaran a pagar mensualmente 9,85 euros respecto a los 11,19 euros de la cuota actual, lo que supone un ahorro del 12%, mientras que con la línea digital el precio pasará a ser de 11,89 euros respecto a los 14,85 euros anteriores, un ahorro del 20%.

Por otro lado, aquellos usuarios que se den de alta sobre una línea ya activa verán incrementado su precio en un 11% pasando a pagar 2,48 euros respecto a los 2,23 euros vigentes. Las nuevas altas sobre una línea analógica inactiva deberán abonar 57,90 euros (anteriormente 77 euros) con un ahorro del 25%, mientras que se producen sobre las líneas digitales pasarán a pagar 80,13 euros (anteriormente 137 euros), con un ahorro del 42%.

Esta decisión de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia es beneficiosa para los usuarios que podrán ahorrar hasta aproximadamente 35 euros en el mejor de los casos en líneas ya activas y hasta 57 euros aproximadamente en el caso de nuevas altas (líneas digitales).

Cabe recordar que hasta el año 2008, los usuarios con un acceso indirecto debían abonar dos facturas, una a Telefónica por el alquiler de línea y otra a su operador alternativo, algo que afortunadamente cambió y paso a abonarse todo en una mis factura.

Fuente: CNMC