Facebook mantiene en sus servidores fotos eliminadas hace tres años.

En los tiempos que corren, uno de los aspectos más importantes de cualquier página web que se precie, sin duda es la privacidad tanto de datos personales como con contenido propio, tales como imágenes o vídeos realizados y subidos por nosotros mismos.

Se debe ser consciente en todo momento de las imágenes que debemos o no publicar por que vulnere nuestra intimidad, sobretodo si éstas son de algún contenido provocativo ya que aunque la persona que las suba a la red social, sea cual sea, se arrepienta a los pocos minutos y decida eliminarla, puede que esta foto siga siendo accesible mediante otros sistemas y pueda ser vista por otras personas.

Ars Technica descubrió que hace tres años, las fotos que los propietarios de las mismas decidían borrar, no se eliminaban permanentemente en el acto y permanecían en los servidores de Facebook. Esto hace que cualquier usuario de la red que dispusiera de la URL estática correspondiente a dicha fotografía pueda acceder a la fotografía con su extensión .jpg.

La misma compañía quiso comprobar hace poco tiempo, si ya se había erradicado el problema y las fotos eran eliminadas de forma permanente, y la sorpresa fue que aún se puede acceder a las imágenes, nada más y nada menos que tres años después.

Como era de esperar Facebook se pronunció al respecto, e informo de que están desarrollando una solución para que las imágenes sean eliminadas totalmente de sus servidores en un tiempo máximo de cuarenta y cinco días.

El portavoz de Facebook expreso lo siguiente: “Los sistemas que utilizábamos hace algunos años para el almacenamiento de fotos no siempre borraban las imágenes de las redes de entrega de contenidos en un período de tiempo razonable, a pesar de ser inmediatamente removidas del sitio”, confirmando la existencia del problema y, como hemos mencionado, anunciando el desarrollo de un nuevo sistema que evite este tipo de problemas con las imágenes alojadas en un servidores.

Hay que recordar, que las redes sociales son buenos sitios para compartir aquello que queramos pero que se debe ser consciente en todo momento de lo que se pública, ya que las imágenes publicadas, así como cualquier otro contenido compartido, puede ser utilizado en nuestra contra. La mayoría de esas fotos que son borradas al poco tiempo, estoy seguro que son imágenes realizadas en días de fiesta, muchas seguramente en plena fiesta, mediante el teléfono móvil y quizás con alguna copa de más, que horas después se decide borrar, ya en frío, por que no se consideran adecuadas y no se quiere que la gente las vea, y aunque parece que ya no es tarde para borrarlas, quizás sí lo sea.

No obstante, para acceder a las fotos se debe conocer la URL estática de la fotografía en cuestión, algo que en principio un usuario convencional y que visita tu perfil sin ningún otro fin “especial”, es poco probable que se detenga a guardar la URL en cuestión.

Desde aquí, aprovechando esta noticia, os recuerdo de la importancia de la gestión de la privacidad de vuestro perfil, sobretodo si en estos momentos lo tenéis como público, algo que puede resultar peligroso para vuestra intimidad.