«Facebook desaparecerá en tres años»

El presidente de la Fundación de Software Libre de Europa (FSFE),Karsten Gerloff ha recalcado que «para Google y Facebook somos productos, no clientes» al mismo tiempo que ha advertido que estas compañías «sin ningún aviso previo, están nutriendo a los servicios secretos». Además, prevé que «Microsoft desaparecerá en cinco o diez años» y que la red social Facebook lo hará en un espacio de tres años.

Gerloff no se ha mordido la lengua y ha asegurado que estas compañías «han cogido nuestros ordenadores, nuestras redes, y encima han erigido unas estructuras de control. Facebook define quiénes somos. Amazon establece lo que queremos y Google determina lo que pensamos», al mismo tiempo que cree que los políticos cuentan con una «ausencia total de conciencia»: «Una vez que han entendido cómo funciona Internet, lo han convertido en una herramienta de opresión. Ahora mismo sabemos que nos escuchan, que no somos libres».

Al analizar a fondo a algunas de las principales multinacionales del mundo, destacó que «si Google quiere sobrevivir a largo plazo, tendrá que reinventarse. Microsoft todavía no lo ha hecho. Por eso, creo que va a desaparecer dentro de cinco o diez años» y que Facebook en el momento que «vaya cuesta abajo, será muy rápidoA Facebook le doy tres años. Es una ley matemática. Pasó con MySpace y sé que volverá a pasar».

Finalmente, el presidente de la FSFE ha hecho hincapié en el control sobre las personas a través de la red, animando a todos los usuarios «a poner un servidor en cada casa. Los routers, por ejemplo, pueden funcionar como pequeños servidores», con lo cual «sería posible dar otros pasos, como salir de Facebook, o cambiar el correo electrónico a una compañía pequeña. El software libre nos da todas las herramientas para hacerlo», indicó.

Fuente: Europa Press

 

Hasta 2 años de prisión por descargar y 10 por subir contenidos ilegales, en Japón

Japón ha puesto en marcha su nueva ley antipiratería, la cual lleva preparándose desde hace meses y que ya ha entrado en vigor siendo un de las más restrictivas del mundo, ya que sus sanciones por descargar contenidos sin la autorización de su autor hará que el usuario pueda ser sancionado con hasta dos años de cárcel o una multa de 20.000 euros.

Aquellos que suban a la red estos archivos sin la autorización expresa del autor de una obra podrá ser condenado hasta un máximo de 10 años de prisión y una multa de aproximadamente 100.000 euros.

Sin embargo la ley no dice nada al respecto de la identificación del usuario en redes de común acceso ni las relacionadas con las trampas que las gestoras de contenidos les ponen a los internautas, ya que para saber quien descarga una canción en redes de P2P tendrán que formar parte de un grupo que comparta contenidos, infringiendo ellos mismos la ley.

Hace unas semanas el propio Gobierno de Japón  introdujo archivos falsos en las redes de P2P, Winny y Share, lo cual calificaron como un experimento en el que sustituyeron series de televisión por archivos con una advertencia al usuario de que ese archivo es ilegal.

Estas medidas adoptadas por gobierno, concretamente las sanciones, a mi parecer son demasiado excesivas, por descargar una película o una canción, ya que podemos apreciar como en el día a día ocurren cosas mucho peores tanto a nivel de sucesos como en economía, y que no tienen sanciones similares.

Esperemos que en España no se llegue nunca a este extremo, ya que es, a mi juicio, totalmente desorbitado para el perjuicio que puede hacer a una gran empresa, ya que sus pérdidas son mínimas y las sanciones millonarias.

Facebook mantiene en sus servidores fotos eliminadas hace tres años.

En los tiempos que corren, uno de los aspectos más importantes de cualquier página web que se precie, sin duda es la privacidad tanto de datos personales como con contenido propio, tales como imágenes o vídeos realizados y subidos por nosotros mismos.

Se debe ser consciente en todo momento de las imágenes que debemos o no publicar por que vulnere nuestra intimidad, sobretodo si éstas son de algún contenido provocativo ya que aunque la persona que las suba a la red social, sea cual sea, se arrepienta a los pocos minutos y decida eliminarla, puede que esta foto siga siendo accesible mediante otros sistemas y pueda ser vista por otras personas.

Ars Technica descubrió que hace tres años, las fotos que los propietarios de las mismas decidían borrar, no se eliminaban permanentemente en el acto y permanecían en los servidores de Facebook. Esto hace que cualquier usuario de la red que dispusiera de la URL estática correspondiente a dicha fotografía pueda acceder a la fotografía con su extensión .jpg.

La misma compañía quiso comprobar hace poco tiempo, si ya se había erradicado el problema y las fotos eran eliminadas de forma permanente, y la sorpresa fue que aún se puede acceder a las imágenes, nada más y nada menos que tres años después.

Como era de esperar Facebook se pronunció al respecto, e informo de que están desarrollando una solución para que las imágenes sean eliminadas totalmente de sus servidores en un tiempo máximo de cuarenta y cinco días.

El portavoz de Facebook expreso lo siguiente: “Los sistemas que utilizábamos hace algunos años para el almacenamiento de fotos no siempre borraban las imágenes de las redes de entrega de contenidos en un período de tiempo razonable, a pesar de ser inmediatamente removidas del sitio”, confirmando la existencia del problema y, como hemos mencionado, anunciando el desarrollo de un nuevo sistema que evite este tipo de problemas con las imágenes alojadas en un servidores.

Hay que recordar, que las redes sociales son buenos sitios para compartir aquello que queramos pero que se debe ser consciente en todo momento de lo que se pública, ya que las imágenes publicadas, así como cualquier otro contenido compartido, puede ser utilizado en nuestra contra. La mayoría de esas fotos que son borradas al poco tiempo, estoy seguro que son imágenes realizadas en días de fiesta, muchas seguramente en plena fiesta, mediante el teléfono móvil y quizás con alguna copa de más, que horas después se decide borrar, ya en frío, por que no se consideran adecuadas y no se quiere que la gente las vea, y aunque parece que ya no es tarde para borrarlas, quizás sí lo sea.

No obstante, para acceder a las fotos se debe conocer la URL estática de la fotografía en cuestión, algo que en principio un usuario convencional y que visita tu perfil sin ningún otro fin “especial”, es poco probable que se detenga a guardar la URL en cuestión.

Desde aquí, aprovechando esta noticia, os recuerdo de la importancia de la gestión de la privacidad de vuestro perfil, sobretodo si en estos momentos lo tenéis como público, algo que puede resultar peligroso para vuestra intimidad.