La ITU quiere 20 Mbps a un precio de 20 dólares

Muchos países alrededor de todo el mundo tiene preparados sus diferentes agendas digitales en lo referente a despliegue de conexiones a internet durante los próximos años, con unos objetivos establecidos, como por ejemplo la Agenda Digital Europea. Los objetivos de este tipo de agendas se centran en la Banda Ancha fija y móvil, y son seguidas por los gobiernos para buscar que sus respectivos países sigan avanzando junto a la tecnología y no vayan muy por detrás del resto.

Sin embargo, algunas regiones no cuentan con agenda digital o no tienen claramente marcadas los objetivos a alcanzar en lo referente a velocidades de acceso.

Por ello, Hamadoun Touré, secretario de la la International Telecommunication Union (ITU), ha anunciado que su intención y la de su organismo es que en todo el mundo se pueda disfrutar de conexiones a internet a una velocidad de 20 Mbps, por un precio de menos de 20 dólares mensuales. Este objetivo se ha fijado de cara a 2020.

Esta iniciativa, llamada «Goal 20-20 by 2020», busca que se impulse el desarrollo de internet en los países en los que una gran parte de su población siguen sin poder acceder a internet o haciéndolo a conexiones muy lentas.

Por el momento no se ha desvelado ningún detalle de como la ITU pretende alcanzar su objetivo, ya que esta organización no puede hacer frente a el gran desembolso económico que ello supondrá. Esta organización buscará crear diferentes campañas en diferentes países para que las empresas decidan cumplir con este objetivo.

Sin duda, 20 Mbps por un precio inferior a los 20 euros al mes sería una gran noticia para todo el mundo, teniendo en cuenta que en muchos lugares aún se navega a velocidades muy inferiores y abonando una cuota mensual más elevada.

Veremos si este objetivo de la ITU acaba cumpliéndose. Para ello tienen siete años, en los que veremos como se desarrolla y si finalmente se consigue esta meta. Sería una muy buena noticia.

Casi un millón de hogares españoles ya superan los 20 Mbps.

Según el informe relativo al primer trimestre de 2012 de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), la banda ancha fija de alta velocidad llega a casi un millón de líneas por encima de los 20 Mbps, en concreto existen más de 932.000 líneas.

Pese a estar todavía a una diferencia considerable respecto a otros  países europeos y resto del mundo, que ofrecen velocidades claramente superiores a la media Española, este informe revela que durante el último año el número de conexiones superiores a 20 Mbps han comenzado a despegar.

Durante el mismo periodo del año pasado, existían tan solo 384.000 hogares que disponían en su domicilio de conexiones superiores a la velocidad anteriormente mencionada, fijando en un 3,6% el número de hogares con velocidades de más de 20 Mbps respecto a las conexiones totales. Actualmente, ese porcentaje se encuentra en un 8,3 por ciento.

Movistar ha sido el principal responsable de este progreso en banda ancha de alta velocidad, habiendo desplegado un total de 200.000 líneas de fibra óptica e impulsando así su red FTTH por el territorio español. Esta cifra hace que exista un 191% de crecimiento respecto a las de 2011, donde solamente había 68.000 líneas con velocidades de 50 y 100 Mbps.

Otro operador  que ha tenido una gran importancia a la hora de desplegar estas redes de altísima velocidad ha sido ONO, ya que una gran parte de los hogares que cuentan ya con velocidades por encima de los 20 Mbps, son de su compañía, la cual ya supera el millón y medio de accesos de banda ancha en su red.

Jazztel, utilizando la tecnología VDSL, ha conseguido aumentar el número de clientes durante el último año, ya que más de ochenta mil usuarios en toda España, disponen en su hogar de conexiones de 30 Mbps bajo sus redes. Por su parte Vodafone, comenzará a ofrecer esta tecnología a partir del próximo mes de septiembre.

En los próximos meses espera que gracias a estos cuatro operadores, sobre todo Movistar y ONO, sigan aumentando sus coberturas de velocidad ultrarrápida y que continué el crecimiento en todo el territorio español.

Aunque el crecimiento es significativo respecto al mismo periodo de 2011, España aún se encuentra muy por debajo de las velocidades ofrecidas en el resto del continente, y a años luz de países como Japón, que ofrecen velocidades “de vértigo”. Aún debe mejorarse e impulsarse mucho en el territorio español las velocidades ultrarrápidas, así como ofrecerlas a precios más económicos.