La nueva tecnología del Cloud Computing obligará a la migración a las ciudades

Desde el nacimiento de las nuevas tecnologías de la comunicación, y en concreto de Internet muchos son los cambios que hemos vivido en nuestras organizaciones.

Si a esto le sumamos, que en épocas de crisis, nuestro ingenio para ahorrar costes en nuestras pymes se dispara, nos enfrentamos a lo que actualmente va a revolucionar la estrategia central de las compañías.

BIENVENIDOS AL CLOUD COMPUTING!

¿Pero qué es el Cloud Computing y cómo puede ayudarnos?

Cloud Computing hace posible trabajar por primera vez sobre un archivo desde varios ordenadores a la vez, desde cualquier equipo y desde cualquier lugar. La información está ahí, puedes subir datos, eliminarlos, modificarlos, compartirlos, desde la oficina o el sofá de tu casa.

Para usar la tecnología del Cloud Computing sólo necesitas un ordenador y una buena conexión a internet. Ni si quiera necesitas tener las aplicaciones en tu ordenador, ¡están en la nube y se ejecutan en ella! Y olvídate de los problemas con tu servidor! Esto supone un ahorro de costes importante, no tienes que tener una licencia de uso por cada ordenador, ni los problemas técnicos que conllevan el gasto de una asistencia técnica.

¿Cuáles son las ventajas del Cloud Computing?

Más económico: Reducción en personal, productos e instalaciones necesarios para que funcionen. Cuando se monta un negocio sobre la nube, el coste inicial es prácticamente cero: sólo pagas por lo que usas. No son necesarias costosas inversiones iniciales con la incertidumbre de poder pagarlas o no. Perfecto para una startup!
Son más adaptables, más seguras y más fiables que la gran mayoría de aplicaciones del mercado.
Tienen una aplicación multiusuario, que es única que comparte todo el equipo. Comparten la infraestructura y los servicios pero cada negocio puede personalizar su propio espacio

Pero no es oro todo lo que reluce. Una vez más la brecha digital puede imposibilitar el uso de este servicio.

Como decía antes es necesario una buena conexión a Internet, y en éste caso es importante que sea simétrica. Lo que no nos cuentan las compañías de ADSL es que los MB que nos ofertan son sólo de bajada, no se subida. No tener buen ancho de banda de subida implica que, cada vez que necesites subir un archivo o trabajar con uno en la nube, no podrás hacerlo con efectividad y habrás retrocedido a aquella época en la que los ordenadores continuamente se colgaban.

¿Y cómo afecta esto a los entornos rurales?

Con la situación actual, con mucha dificultad. Pocos operadores llegan a las zonas rurales con un servicio de calidad. La inversión que hay que realizar para llegar a éstas zonas es elevada. Sin embargo, en algunos municipios y comarcas, conocen esta realidad y se preocupan por la accesibilidad.

“Es necesaria una mayor implicación de los ayuntamientos y las diputaciones para evitar que la brecha digital se haga aún más notable y evitar que las PYMES huyan de los entornos rurales. Algunos alcaldes nos llaman para dotar de internet a zonas donde otros operadores no llegan. Free Technologies Excom proporciona internet de calidad, sin límites, sin permanencia y sin costes ocultos, pero lo más importante es que nuestra tecnología WIMAX ofrece internet simétrico, fundamental a la hora de hacer posible el uso del Cloud Computing”

Luis Abenza Sánchez: CTO Excom Free Technologies

El Cloud Computing está aquí y ha venido para quedarse, como un buen día lo fue la aparición de internet en nuestras vidas.

Es fundamental el compromiso urgente por parte de los ayuntamientos llevar internet simétrico y de calidad a los entornos rurales para evitar la marginación de la PYMES o el abandono de estos entornos.

La brecha digital marcará las diferencias socioeconómicas de las próximas generaciones

Después de tantas reformas educativas, incluida la que está apunto de presentarse, parece que el problema de la educación sigue sin resolverse.

Parece que nuestros políticos, enfrentados en el tema educativo, no son capaces de resolver el gran problema al que nos enfrentamos. Y es que viven en un mundo alejado de la realidad social.

Las nuevas tecnologías suponen un importante impacto en los jóvenes y también en los niños que comienzan a no poder vivir sin ellas.

Como profesora de Matemáticas y Tecnologías en la ESO observo que nuestros jóvenes son reticentes al papel. Cualquier trabajo que tienen que realizar lo documentan a través de internet, siendo las bibliotecas un espacio que se emplea únicamente para el estudio.

Y, en realidad, tiene todo el sentido. Nosotros mismos buscamos todos los días información a través de Internet. Es un medio que se actualiza todos los días, buscamos desde cuál es el mejor producto, hasta los avances tecnológicos o noticias de la actualidad.

Sin embargo seguimos empeñados en hacer creer a los niños que sus libros de texto, los cuales se actualizan cada cuatro años, son la mejor manera de aprender.

No cabe duda que los intereses económicos de las editoriales ejercen una enorme presión sobre los centros educativos, pero deberían empezar a converger con las nuevas tecnologías.

Además supone un esfuerzo tremendo para los padres que ven cómo cada año los libros aumentan de precio, son más pesados para los hombros de sus hijos y la información es mediocre y ya histórica.

Las nuevas tecnologías deben ser el principio y el fin para nuestras nuevas generaciones, y de no ser así podemos caer en el error de desculturizar y desvincular a nuestros hijos del progreso.

Internet supone también una manera de existencia para nuestros jóvenes, los cuales, sin una presencia en este medio supone la marginación. Y es que el 60% de los niños de entre de 12 y 16 años de edad aseguran que se sentirían tristes si no tuvieran conexión a Internet, mientras que el 48% afirma que se sentiría sólo en el caso de no disponer de acceso a la web.

Éstas son las principales conclusiones que se desprenden del proyecto Digital Futures de la consultora Intersperience, que publica PortalTIC.es

La encuesta además manifiesta que los adolescentes son los mayores usuarios de dispositivos móviles y que, los niños de dos años dominan el iPad de la familia. Además,los que tienen edades comprendidas entre los 8 y los 11 años realizan una gama más amplia de tareas diarias en línea que los adultos.

Una dependencia que es considerada como negativa por muchos expertos, pero que en realidad no lo es tanto según Intersperience porque establecen una relación con Internet que es natural al ser una generación cuya vida social es en gran parte online. Además, no se pone en peligro poder conversar con otros niños puesto que la red permite chatear con sus amigos.

¿Cuál es el principal problema que nos encontramos con ello?

La llamada brecha digital hace referencia a la diferencia socioeconómica entre aquellas comunidades que tienen accesibilidad a Internet y aquellas que no. Ésto resulta bastante preocupante, ya que en una sociedad cambiante, en la que el derecho a la información comienza a basarse en tener acceso a internet, un impedimento de este tipo puede dar lugar a zonas con una deficiencia cultural importante.

Debería ser un compromiso de nuestros gobernates facilitar este medio a todos aquellos entornos rurales donde no tienen acceso a internet.

Muchos operadores son conscientes de ello, pero es necesaria una inversión privada muy elevada.

Excom Free Technologies es uno de los operadores con mayor expansión al entorno rural. Según nos comentan: “Muchos alcaldes son conscientes de esta brecha digital, y nos solicitan llegar a sus pueblos incluso comprometiéndose a pagar el alta del servicio”. En otras zonas, no lo consideran un asunto primordial, y son los propios ciudadanos los que recogen firmas par solicitarlo”

¿Debemos los ciudadanos ponernos en pie de guerra? Parece que en mucho pueblos ya se están haciendo reivindicaciones de este tipo.

La desculturiazción que supone la brecha digital obviada una vez más por la reforma educativa

Después de tantas reformas educativas, incluida la que está apunto de presentarse, parece que el problema de la educación sigue sin resolverse.

Parece que nuestros políticos, enfrentados en el tema educativo, no son capaces de resolver el gran problema al que nos enfrentamos. Y es que viven en un mundo alejado de la realidad social.

Las nuevas tecnologías suponen un importante impacto en los jóvenes y también en los niños que comienzan a no poder vivir sin ellas.

Como profesora de Matemáticas y Tecnologías en la ESO observo que nuestros jóvenes son reticentes al papel. Cualquier trabajo que tienen que realizar lo documentan a través de internet, siendo las bibliotecas un espacio que se emplea únicamente para el estudio.

Y, en realidad, tiene todo el sentido. Nosotros mismos buscamos todos los días información a través de Internet. Es un medio que se actualiza todos los días, buscamos desde cuál es el mejor producto, hasta los avances tecnológicos o noticias de la actualidad.

Sin embargo seguimos empeñados en hacer creer a los niños que sus libros de texto, los cuales se actualizan cada cuatro años, son la mejor manera de aprender.

No cabe duda que los intereses económicos de las editoriales ejercen una enorme presión sobre los centros educativos, pero deberían empezar a converger con las nuevas tecnologías.

Además supone un esfuerzo tremendo para los padres que ven cómo cada año los libros aumentan de precio, son más pesados para los hombros de sus hijos y la información es mediocre y ya histórica.

Las nuevas tecnologías deben ser el principio y el fin para nuestras nuevas generaciones, y de no ser así podemos caer en el error de desculturizar y desvincular a nuestros hijos del progreso.

Internet supone también una manera de existencia para nuestros jóvenes, los cuales, sin una presencia en este medio supone la marginación. Y es que el 60% de los niños de entre de 12 y 16 años de edad aseguran que se sentirían tristes si no tuvieran conexión a Internet, mientras que el 48% afirma que se sentiría sólo en el caso de no disponer de acceso a la web.

Éstas son las principales conclusiones que se desprenden del proyecto Digital Futures de la consultora Intersperience, que publica PortalTIC.es

La encuesta además manifiesta que los adolescentes son los mayores usuarios de dispositivos móviles y que, los niños de dos años dominan el iPad de la familia. Además,los que tienen edades comprendidas entre los 8 y los 11 años realizan una gama más amplia de tareas diarias en línea que los adultos.

Una dependencia que es considerada como negativa por muchos expertos, pero que en realidad no lo es tanto según Intersperience porque establecen una relación con Internet que es natural al ser una generación cuya vida social es en gran parte online. Además, no se pone en peligro poder conversar con otros niños puesto que la red permite chatear con sus amigos.

¿Cuál es el principal problema que nos encontramos con ello?

La llamada brecha digital hace referencia a la diferencia socioeconómica entre aquellas comunidades que tienen accesibilidad a Internet y aquellas que no. Ésto resulta bastante preocupante, ya que en una sociedad cambiante, en la que el derecho a la información comienza a basarse en tener acceso a internet, un impedimento de este tipo puede dar lugar a zonas con una deficiencia cultural importante.

Debería ser un compromiso de nuestros gobernates facilitar este medio a todos aquellos entornos rurales donde no tienen acceso a internet.

Muchos operadores son conscientes de ello, pero es necesaria una inversión privada muy elevada.

Excom Free Technologies es uno de los operadores con mayor expansión al entorno rural. Según nos comentan: “Muchos alcaldes son conscientes de esta brecha digital, y nos solicitan llegar a sus pueblos incluso comprometiéndose a pagar el alta del servicio”. En otras zonas, no lo consideran un asunto primordial, y son los propios ciudadanos los que recogen firmas par solicitarlo”

¿Debemos los ciudadanos ponernos en pie de guerra? Parece que en mucho pueblos ya se están haciendo reivindicaciones de este tipo.

Plataformas de Internet Rural de Intel

La tecnología WIFI, esta cada vez mas presente en nuestra vida cotidiana, integrada en nuestras pda, moviles, portátiles, etc.
Es común encontrarnos wifis de acceso publico, bien de pago o gratuitas, en todas partes, en aeropuertos, en estaciones de tren, en grandes superficies comerciales, en restaurantes, en plazas, etc.
Ahora INTEL se encuentra desarrollando una tecnología, mediante la cual, sera posible expandir señales wifi a través de cientos de kilómetros, pensando fundamentalmente en los entornos rurales, a los cuales es complicado hacer llegar otro tipo de tecnologías cableadas, como es ahora el par de cobre, y como lo sera en breve la fibra óptica.
El precio de dicha tecnología sera de unos 500 dolares cada uno de los routers necesarios para esta tecnología, y unos 100 dolares por cada uno de los nódulos de conexion.
Esta tecnología se llama Plataforma de Conectividad Rural (RCP), y esta siendo probada por Intel en India, Panamá, Vietnam, y África del Sur.
Si todas estas pruebas se desarrollan con normalidad, es posible que en un par de años se pueda disponer de Plataformas de Internet Rural.