Me han cambiado de operador sin mi consentimiento

Me han dado de alta con un operador sin mi consentimiento (slamming) ¿Qué puedo hacer? El Slamming es un término anglosajón que se emplea para describir el cambio de compañía de telecomunicaciones sin la autorización del cliente, utilizando técnicas fraudulentas. Dada la agilidad y dinámica del mercado de las telecomunicaciones, sobre todo el gran número de contrataciones para el acceso a internet, y teniendo en cuenta que el operador dominante (Telefónica) debe permitir el acceso a su red por los demás operadores, se están produciendo casos (intencionados o por error) en que un usuario se encuentra con que su línea ha sido “traspasada” a otro operador sin el consentimiento del titular.El usuario descubre que ha sido víctima del slamming a través de diversas vías:

  • Deja de recibir el servicio con su operador actual (por ejemplo, se queda sin conexión internet). Al llamar a su operador, éste les informa que ya no es su cliente, debido a que la línea ha sido traspasada a otro operador.
  • Su operador original se comunica con ellos para hacer una contraoferta (el operador ha entendido que el usuario se ha pasado a otro operador e intenta “recuperarle”)
  • Descubre que ha sido víctima del slamming al recibir una factura de un operador desconocido.En muchos casos los usuarios, cuando perciben que se ha producido el slamming recuerdan que previamente recibieron algún tipo de oferta, a través de una llamada telefónica o por correo electrónico.

A continuación le ofrecemos unos consejos útiles para evitar el slamming:

  • Si recibe información a través del correo electrónico, asegúrese de leer con cuidado toda la información antes de devolver la autorización aceptando la oferta. Asegúrese de entender claramente las tarifas, términos y condiciones establecidas en la oferta de servicios.
  • Revise su factura telefónica cuidadosamente. Si ve el nombre de una compañía nueva, llame inmediatamente a su operador y solicite información.
  • Cuando no se desee contratar una oferta, debe dejarlo bien claro. Diga NO. En ocasiones, una mera receptividad a la información ofrecida puede ser “interpretada” por el operador como un consentimiento.
  • Si no se desea contratar un servicio,no deben comunicarse al operador los datos personales en caso de ser solicitados, ni mucho menos el número de cuenta bancaria. De nuevo, el hecho de comunicarlos puede ser interpretado como una contratación o pueden servir de base al operador para solicitar a Telefónica el cambio de titularidad de la línea
  • Se han producido algunos casos en que alguien, haciéndose pasar como representante de su operador actual, trata de engañar al usuario preguntando si está interesado en un nuevo plan de llamadas. Un ‘SÍ’ por su parte puede ser grabado y usado como prueba de que usted aceptó el cambio. Antes de tomar una decisión, contacte con su compañía de teléfono y verifique si la llamada es legítima.

En caso de que se compruebe por el abonado que el slamming ya se ha producido, debe reclamarse. Una de las vías es dirigirse por escrito a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información. En caso de que se compruebe la irregularidad de la contratación, podrá decretarse la anulación de las facturas indebidamente emitidas o cobradas, o la anulación de cuotas de alta o baja. El procedimiento y documentación necesaria para presentar una reclamación figuran aquí.
Via

4 opiniones en “Me han cambiado de operador sin mi consentimiento”

  1. Bueno, esto me ha pasado a mi y la verdad es que cuando tienes una línea ADSL contratada con un operador (Terra, en este caso) y un día no te funciona, investigas, llamas y te dicen que no eres cliente y luego descubres, después de mucho esfuerzo que Telefónica te ha dado de baja en el otro operador y te ha dado de alta como cliente de ellos…….. PARECE INCREIBLE, pero CIERTO.

    Esta práctica, que yo la definiría como “secuestro de línea“, por lo visto no se llama así, se llama: SLAMMING.

    Según la un artículo del Diario Sur de Málaga, reproducido en la página web de la Asociación de Internautas (VER ARTICULO), en el año 2.005 se produjeron más de 13.000 casos parecidos en nuestro país (OJO que esto significa: MAS de 1.000 al mes, MAS de 35 al día, UNA VEZ CADA 40 MINUTOS). Esta práctica no se penaliza como tal en nuestro país, ya que lo más que penaliza la ley, desde el año 2.007, es a que la operadora pague al usuario los gastos del cambio de línea (al final: NADA): VER REGULACION SOBRE SLAMMING.

    ¿Que hay que hacer cuando a uno le ocurre esto?

    Lo primero que hay que hacer es pegarse al teléfono con los dos operadores implicados y después de varias decenas (sumando algún ciento) de llamadas, conseguir aquello de “virgencita que me quede como estaba”.

    Después hay que denunciarlo a las autoridades competentes. En estos casos hablamos de:

    1.- Poner una reclamación ante la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la información (SETSI).

    2.- Poner una denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos. (AGPD)

    Esta segunda acción es novedosa, ya que según mi experiencia la SETSI tiene pocas herramientas para penalizar al operador, la AGPD es la que realmente es capaz de imponer multas en concepto de violación de la ley de protección de datos (LOPD) que son progresivas en función de la reincidencia y otros factores.

    Lo que tengo claro es que lo que vale es lo segundo. Para muestra puedes descargar las respuestas de la SETSI y la resolucion sancionadora con 60.000 euros de multa de la AGPD.

  2. jose perez lozano, en este caso no es ningún secuestro de linea, ya que terra fue absorbida de nuevo por telefónica, por lo tanto en este caso todos los clientes de terra pasaron a serlo de telefónica.

Responder a jose perez lozano Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *