Características del LG Optimus L9

El tope de gama de LG Optimus llega al mercado con el objetivo de ser un éxito de ventas,  diferenciándose de otros Optimus pero ofreciendo un diseño elegante a la par que moderno pese a utilizar materiales como el plástico. Su sensación al tacto no es tan agradable como si fuese realizado en otros materiales pero es atractivo visualmente.

Cuenta con una pantalla de 4,7 pulgadas, con un panel IPS y resolución ligeramente superior a 540×960 píxeles, con un ángulo de visión prácticamente completo y una calidad bastante buena. Su peso es de tan solo 125 gramos.

A nivel de hardware nos encontramos con un terminal de gama media, con un procesador de doble núcleo ARM Cortex A9 a 1GHz y 1GB de RAM, que hacen que funcione con fluidez el sistema operativo Android Ice Cream Sandwich 4.0.

Una de sus principales características es su batería de 2150 mAh, ya que gracias a una nueva tecnología se condensa más la capacidad de la misma sin que sus dimensiones sean mayores. LG garantiza que el nuevo LG Optimus L9 ofrece un día y medio de autonomía.

Por otra parte, uno de sus puntos débiles se encuentra en la cámara, ya que ni la trasera ni la frontal ofrecen una gran calidad, quedando claramente en desventaja frente a otros terminales similares existentes en el mercado.

El LG Optimus L9  tiene como objetivo hacerse con un hueco entre los terminales de gama media, intentando seducir a los clientes con su precio (cuesta 375 euros libre) más que por sus prestaciones.

Pese a que la cámara podría ofrecer imágenes de mayor calidad, puede resultar un buen terminal gracias a su batería, pantalla y funcionalidad.