La CMT quiere más competencia de banda ancha en Canarias

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) pretende impulsar la competencia de la banda ancha en las Islas Canarias, ya que es una de las zonas en la que ésta es menor.

De esta forma la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) busca que los ciudadanos afincados en Canarias y que quieran disfrutar de banda ancha tengan ofertas similares a las que pueden disfrutar aquellos que viven en la Península.

Su intención es obligar a Movistar para que alquile sus sistemas de cable submarino en Canarias a unos precios más razonables, y hacer que los sistemas alternativos (Canalink y WACS) cuenten con una mayor competitividad y reduzcan, por lo tanto, sus precios minoristas.

En la CMT se tiene en cuenta la alta cuota de mercado con la que cuenta Movistar en la zona y la escasez de alternativas a la multinacional español. La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones indica que la cuota de mercado de Movistar en Canarias «es superior a la del resto del Estado: si en la Península se sitúa en torno al 48%, en las Islas Canarias supera el 70%», porcentaje que desde este organismo se pretende reducir.

Pese a que la competencia de los servicios de banda ancha en Tenerife y Gran Canaria han mejorado, la CMT quiere seguir impulsando ese crecimiento, y de hecho ha destacado que otros operadores hayan llegado o se planteen ofrecer su servicio en la zona, como es el caso de ONO, que ya ha ofrecido sus conexiones tanto de 30 como de 50 y 100 Mb para PYMES y autónomos desde febrero de este año.

Ahora habrá que esperar a ver si esta propuesta de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones incita a los operadores alternativos a apostar más por el mercado de la banda ancha dentro de las Islas Canarias, lugar donde se ofrece una de las velocidades medias más bajas del país.