Nuevos HTC Desire 700 y HTC Desire 501

HTC ha presentado oficialmente dos nuevos terminales en Taiwán, así como una nueva versión Dual SIM de su terminal HTC Desire 601. Estos nuevos dispositivos de gama media buscarán hacerse con un hueco en el mercado gracias a su precio competitivo.

Estéticamente, el HTC Desire 700 cuenta con un aspecto similar al del HTC One pero con materiales de peor calidad. Este teléfono cuenta con una pantalla de tamaño de 5 pulgadas, la cual ofrece una resolución de 950 x 540 píxeles. En su interior equipa un procesador de cuatro núcleos que trabaja a 1,2GHz y que se encuentra acompañado de 1GB de memoria RAM.

Otros aspectos a destacar de este terminal son su cámara trasera con sensor de 8 megapíxeles con Flash LED y lente de apertura 2.0 y su cámara frontal con sensor de 2,1 megapíxeles. Además, cuenta con 8GB de memoria interna ampliables mediante el uso de tarjetas microSD, soporte Dual SIM, batería de 2.100mAh y conectividad Bluetooth 4.0, Wi-Fi y NFC.

El HTC Desire 700, que equipa Android 4.1 Jelly Bean como sistema operativo, cuenta con un grosor de 10,3 milímetros y pesa 149 gramos. Su precio, al cambio, es de aproximadamente 350 euros, demasiado elevado para lo ofrecido por el terminal.

Por su parte el HTC Desire 501 es otro terminal de gama media que cuenta con una pantalla de 4,3 pulgadas y resolución WVGA (800 x 480 píxeles). Su procesador es de doble núcleo y funciona a 1,15GHz, cuenta con 1 GB de memoria RAM y 8 GB de almacenamiento interno (ampliables mediante microSD).

Sus cámaras son iguales a las del HTC Desire 700, es decir, con un sensor de 8 megapíxeles para la cámara trasera y 2,1 megapíxeles para la frontal. Su batería es de 2100 mAh. El precio de este dispositivo Dual SIM es de aproximadamente 245 euros y al igual que el HTC Desire 700 llegará en el próximo mes de diciembre a Taiwan. Por el momento se desconoce si se extenderá a otros mercados.

Fuente: HTC

WiFox, el sistema para incrementar el rendimiento en un 700%

Investigadores de la North Carolina State University han anunciado que están trabajando en un software llamado WiFox que instalado en las redes inalámbricas convencionales mejoraría el rendimiento de las mismas hasta en un 700%.

Este sistema balancea la carga de forma más eficiente en puntos de acceso congestionados, entre los diferentes canales que soporta el router y los diferentes usuarios que utilizan el servicio.

WiFox analiza las peticiones de los usuarios conectados a un mismo punto de acceso y les asigna diferentes prioridades en función de los datos que deseen transmitir o recibir, así como del tiempo que lleven esperando y los datos que hayan transmitido con anterioridad. De esta forma se busca que las transmisiones se repartan de forma más eficiente.

La eficiencia del sistema se ve incrementada con el número de usuarios que acceden al mismo tiempo a los recursos del router, y según las pruebas que han realizado, si en un punto de acceso existen 25 usuarios, el rendimiento aumenta en un 400% mientras que si son 45 usuarios asciende hasta llegar a un 700%.

Esta mejora por software puede ser implementada en los routers que ya existen, sobretodo en los nuevos equipos con 802.11AC, en los cuales se espera que los resultados sean aún mejores.

De hecho la posibilidad de que pueda utilizarse este nuevo avance en los routers actuales es una de sus mayores ventajas, ya que no hará falta que los usuarios deban equiparse con algún tipo de periférico o dispositivo adicional.

Resulta interesante ver como con solo una mejora de software puede llegar a mejorar tanto el rendimiento de la red, por lo que es un avance que se espera que tenga mucho futuro y que sea implementado en un corto espacio de tiempo.