Ventajas de la fotografía y la impresión digital

By | 30 agosto, 2018

Hace años la aplicación de la fotografía era radicalmente diferente a lo que estábamos acostumbrados. Es decir, las propias fotos se hacían utilizando las cámaras del momento, por lo general con carrete y limitados a unas pocas fotografías que no podíamos borrar o editar, y que en ocasiones salían mal. Eso, evidentemente, provocaba que tuviéramos que descartar un buen número de tomas.

La fotografía digital

Sin embargo, el sector se fue perfeccionando y surgió un nuevo actor, mucho más importante y que ha perdurado hasta nuestros días: la fotografía digital. Las fotos ya no se hacían en carretes, sino utilizando una lente que volcaba los resultados a una tarjeta de memoria. Y esto hizo, también, que pudiéramos incrementar notablemente la calidad de las propias fotografías.

Los beneficios respecto de la fotografía convencional eran más que evidentes. Por una parte, la mencionada inexistencia de la limitación en cuanto a la cantidad de fotografías a guardar. Solo estábamos limitados a la capacidad de la tarjeta de memoria que tuviéramos en el dispositivo. Y esta capacidad se iba aumentando conforme iban pasando los meses, lo que quiere decir que siempre teníamos la oportunidad de conseguir una tarjeta con la que almacenar más fotos, o simplemente guardar varias tarjetas según lo que quisiéramos en cada momento.

Por otra parte, la llegada de lo digital también ha supuesto la llegada de la tan aclamada edición de los resultados: las fotografías se pueden editar de forma digital, utilizando un ordenador o incluso los propios teléfonos móviles. Y, si vemos que una fotografía se ha tomado mal, siempre podemos borrarla. Incluso en el mismo momento, pudiendo evitar que gastemos el espacio disponible en las tarjetas de memoria.

Lo digital también implica, en cierta manera, la eliminación de lo físico. Esto significa que la mayoría de contenidos se guardan en tarjetas de memoria o pendrives. Con las cámaras de hace unos años tenía que revelarlas si queríamos disfrutar de ellas. En todo caso, las fotos que echamos hoy en día permiten ser impresas con una calidad mayor a la que estábamos acostumbrados. Y es que ahora existen muchos tamaños entre los que elegir, según la calidad que queramos.

Impresiones digitales

Parece que todo lo digital son ventajas. Estamos en lo cierto. Y respecto de las propias impresiones digitales, las cuales podrían ser definidas de una manera parecida, apenas podemos mencionar desventajas. Lo único sería el coste de realizar las mismas. Sin embargo, también hay que mencionar que la mayoría de tiendas que existen están disminuyendo los precios que tienen las propias impresiones. En sitios como www.helloprint.es, esta actividad es cada vez más barata y fácil.

Un último detalle: las impresiones digitales también están incrementando su calidad con fotografías más definidas y un papel de mayor calidad, por lo que podríamos decir que formatos como el 4K están cada vez más cerca.

Hay una gran cantidad de servicios, y ya no solo se utiliza en el campo de lo personal, sino en las promociones de empresas, eventos y mucho más. Las aplicaciones son casi infinitas.

Está claro que lo digital se ha traducido en la llegada de una gran cantidad de ventajas, a cada cual más interesante, por lo que os animamos a echarle un vistazo a la fotografía y los diseños de contenidos de este tipo, en el caso de que no lo hayáis hecho. Estamos seguros de que os llevaréis alguna que otra sorpresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *