Adiós al roaming en la UE en 2016

La Unión Europea ha anunciado el plan definitivo para la desaparición del roaming entre los países miembros de la Unión Europea en 2016, lo que hará que todo el continente pueda estar «conectado».

La eliminación de las tarifas de roaming dentro de la UE se llevará a cabo progresivamente. En primer lugar, antes de julio de 2014 se eliminarán el cobro de las llamadas recibidas cuando se viaja entre los países miembros de la Unión Europea, es decir, que los usuarios no deberán pagar por recibir esa llamada y atenderla.

Para 2016, gracias a la eliminación de las tarifas de roaming, los usuarios pagarán lo mismo en cualquiera de los países miembros como si se encontraran en su propio país.

Kroes ha explicado esta medida: «Nuestra propuesta sobre el roaming se basa en las reglas existentes, ofreciendo a las operadoras el incentivo de ofrecer paquetes en los que las tarifas de servicio locales se apliquen tanto a servicios locales (en el mismo país) como a servicios de roaming (“Roaming-like-at-Home). También pone fin a las distinciones no justificadas de precios entre el precio de llamadas nacionales e “internacionales” (dentro de la UE). Los consumidores de la UE no deberían pagar más cuando llaman fuera o cuando viajan fuera.»

Las operadoras tendrán como ventaja el no tener la obligación de pedir la licencia correspondiente para operar en toda la UE y valdrá con que tengan la aprobación de uno de los países miembros.

Esta medida de eliminar el roaming no ha sido muy bien recibida por las operadoras, ya que verán reducidos sus ingresos. Sin embargo, esta medida incrementará la competitividad y hará que las operadoras más pequeñas puedan extender sus servicios. Estos cambios propuestos por la Unión Europea son beneficiosos para los usuarios, que notarán un gran ahorro a la hora de hablar con usuarios de otros países miembros.

Tan solo falta que los gobiernos de cada país acepte estas medidas, aunque se espera que no haya problemas y que en 2016 el roaming  en la Unión Europea sea historia.

Fuente: Europa.eu

 

La UE reduce los fondos para banda ancha

La Unión Europea ha recortado el presupuesto destinado al Instrumento de Interconexión en Europa (CEF) el cual se ha visto reducido de , que ha pasado de 9.200 a solo 1.000 millones de euros. esta acción derivará en que las zonas de la Unión Europea que cuenten con menor cobertura, vean frenadas considerablemente el despliegue de la banda ancha. En España afectará sobretodo a la banda ancha rural.

El presupuesto a las telecos dentro de este plan europeo del Instrumento de Interconexión en Europa (CEF) se recortará casi en un noventa por ciento, con las cifras anteriormente mencionadas  (de 9.200 millones de euros a 1.000 millones de euros). La Asociación de Operadores de Telecomunicaciones Europeos (ETNO) ya ha anunciado dicha reducción.

Desde esta asociación se han lamentado estos recortes, los cuales se llevaran a cabo entre 2014 y 2020, ya que afectarán a las iniciativas con visión de futuro como el CEF y el fondo NGA, para redes de nueva generación. Al mismo tiempo desde la ETNO se asegura que se trata de una oportunidad perdida para la recuperación económica del continente.

Por su parte, el presidente del FTTH Council Europe, Karin Ahl ha hecho hincapié en que esta decisión demuestra que los gobiernos no comprenden la importancia de las redes de banda ancha de cara al futuro de Europa.

Los 1.000 millones del presupuesto actual se destinarán a otras áreas, como la medicina, la firma electrónica o la seguridad en la red. Cabe destacar, que el presupuesto para el sistema europeo de satélites, Galileo, tan solo se ha visto reducido en un diez por ciento.

En España afectará principalmente al despliegue de banda ancha rural, por lo que habrá que ver como afecta a todos aquellos que aún no pueden disfrutar de este tipo de conexiones a internet.

Connecting Europe, la propuesta de la UE para impulsar la fibra óptica

La Comisión Europea busca como alcanzar los objetivos de la Agenda Digital, con el objetivo de que al menos la mitad de los usuarios europeos tengan la posibilidad de navegar a una velocidad de 100 Mbps antes de 2020, lo que ha hecho que sea muy probable que se apueste por la subvención pública para el despliegue de redes de fibra óptica.

Tras reunirse los ministros de exteriores de la Unión Europea en Chipre, para discutir la viabilidad de esta propuesta, dentro del programa llamado Connecting Europe, se ha sugerido que se destinen alrededor de 50.000 millones de euros para que se mejore el transporte de la energía y las telecomunicaciones de la Unión Europea, de los que 9.200 millones irían destinados al sector de las telecomunicaciones y 7.000 millones de euros para subvencionar el despliegue de redes de fibra óptica de última generación.

Sin embargo, esta propuesta tiene algunos inconvenientes, aunque el principal es que la crisis económica que azota a varios países europeos, hace que  estos no estén de acuerdo con colaborar al fondo común con grandes cantidades de dinero.

Ante esta postura de algunos países, la vicepresidenta de la Comisión y Directora para la Agenda Digital ha declarado que “Hay políticos que creen que la fibra óptica no es atractiva no sé por qué. Pues la recesión es aún menos atractiva, y si se recorta la inversión en banda ancha se recorta en crecimiento”.

Fuentes de la Comisión han reconocido la necesidad de que los presupuestos  se ajusten en una situación como la actual, pero recomienda que exista“prudencia y racionalidad”, porque no es recomendable “recortar en las políticas que más futuro tienen”. En un momento de crisis como el que atraviesa la región, invertir en innovación es “fundamental, consideran desde la misma.

Por su parte, Daniel Pataki, director del lobby de las grandes telefónicas europeas ETNO (European Telecomunications Network Operators) ha manifestado la importancia de mantener ese fondo intacto, ya que en caso de reducirse ese presupuesto, se pondría seriamente en peligro su eficacia ya que la inversión inicial tiene un alto coste.

ADSL-El ADSL en España es un 25% más caro que la media de la UE

ADSLEl acceso a Internet de alta velocidad cuesta en España, como promedio, un 25% más que en Europa, según el presidente de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT), Reinaldo Rodríguez.

Rodríguez hizo estas declaraciones este miércoles en la presentación Informe Anual 2005 de la CMT, del que se desprende que en la actualidad la oferta habitual de ADSL tiene un precio de entre 30 y 40 euros, mientras que «en otros países hay ofertas de alrededor de 15 euros o 20 euros».

Por este motivo, la CMT prepara medidas que permitan abaratar los servicios de banda ancha.

Articulo publicado en: http://www.lavozdigital.net