Las operadoras siguen cobrando por liberar sus móviles

La venta de dispositivos bloqueados que no puedan ser utilizados con otras compañías es ilegal, por lo que las operadoras deben liberar los mismos de forma inmediata y gratuita sin tener por que esperar a finalizar los contratos de permanencia. Sin embargo, las compañías se resisten y siguen cobrando por ello y exigiendo requisitos como no tener permanencia.

Para lograr la liberación de un terminal las propias operadoras ponen trabas que comienzan incluso por llamar a un nuevo alternativo al de atención al cliente «normal», como es el caso de Orange, que remite a los usuarios a un teléfono 902, al cual solo se puede acceder desde dispositivos de su propia compañía y además cobrando 48 céntimos el minuto (impuestos indirectos no incluidos). Para liberar un terminal, Orange cobra 9 euros si se trata de un teléfono con línea de contrato y de 5 euros si es de prepago y en ambos casos, siempre y cuando se haya finalizado la permanencia.

Por su parte, en Vodafone se solicitan condiciones similares, no se debe estar ligado a ningún contrato de permanencia y su coste de es 8 euros, si bien, no hace falta llamar a un teléfono que no sea el de atención al cliente.

A diferencia de los anteriores, Movistar no cobra por liberar su dispositivo móvil. Tan solo hay que llamar a atención al ciente y facilitar número de teléfono, DNI e IMEI y de forma gratuita proporcionará el código de desbloqueo, si bien, solo lo facilitará si el cliente no tiene permanencia, al contrario que marca la ley.

«En el caso de que el cliente, dentro del periodo de permanencia, estando al corriente del abono de la factura y manteniendo el contrato durante el periodo de permanencia acordada, quiera hacer uso del terminal con una tarjeta de otro operador, la compañía no puede negarse a liberar el terminal, limitando los derechos del consumidor si éste está cumpliendo con las obligaciones que contrajo en el momento de contratar» asegura el Instituto Nacional del Consumo.

Por estas prácticas ilegales, dicho organismo está decidido a emprender acciones contra Vodafone, Orange y Yoigo.

Fuente: El Confidencial

Filesonic y FileServe, siguen el camino de Megaupload

Era de esperar las posibles medidas que pudiera ocasionar el cierre de Megaupload que ha llevado el FBI conjuntamente con el Gobierno de Estados Unidos, y han seguido el camino, con unas restricciones (aunque no totalmente), los servicios de alojamiento de archivos en red Filesonic y FileServe, dos alternativas a Megaupload, también muy utilizadas.

En primer lugar, fue Filesonic, que se encuentra entre uno de los diez principales portales de almacenamiento en la nube más utilizados en todo el mundo, y que han limitado sus servicios para cubrirse las espaldas. Lo que han decidido desde este espacio de alojamiento de archivos, han decidido no permitir compartir los archivos que se suben al mismo, por lo que no nos proporcionaran links para sus posteriores descargas, pero si nos servirá para alojar nuestros archivos personales. Solo podremos bajar estos archivos desde nuestra cuenta.

En la página web de Filesonic, aparece un cuadro de texto que menciona lo siguiente:  “All sharing funcionality in FileSonic is now disabled. Our service can only be usead to upload and retrieve files that you have uploaded personally.”

Filesonic ha tomado esta decisión cautelar, con el fin de que los usuarios que dispongan de archivos alojados en sus servidores, los salven y los guarden de nuevo en donde deseen, ya que es probable que este lugar de alojamiento tenga el mismo fin que ha tenido Megaupload.

Esta medida tomada por este lugar de alojamiento de archivos, es una buena medida cautelar pero sin duda, otro palo más para el compartir archivos por la red, sean copias ilegales o no.

Horas más tarde, FileServe ha seguido los pasos de FileSonic, y ha procedido a limitar sus servicios, colocando en su página web un mensaje con el siguiente texto: “FileServe can only be used to download and retrieve files that you have uploaded personally”.

Es decir desde FileServe se han tomado las mismas medidas que FileSonic por lo que pueda pasar, y permitirá también solamente descargar los archivos subidos por nosotros mismos y no los ajenos a nosotros.

Además, Uploaded.to ha bloqueado su servicio en Estados Unidos.

Sin duda estas medidas adoptadas por el FBI y el Gobierno de EEUU, pueden acabar con el sistema de alojamiento de archivos online, lo que supone un retroceso en el mundo de la red, ya que una gran cantidad de portales deberán acabar con sus servicios de este tipo, y los usuarios deberán buscar ( y de hecho, tarde o temprano encontrarán) otros lugares por los cuales compartir los archivos, sean o no propietarios de sus derechos, por lo que esta medida tiene ciertas lagunas.

Veremos el futuro de otros servidores de alojamiento. Desde adsltodo os informaremos al respecto.