Problemas de conexión en Fortnite

Aunque Fortnite sea uno de los videojuegos más populares del momento, no se libra de fallos. Y es que algunos usuarios ya han tenido la oportunidad de experimentar determinados errores que han tenido que solucionar con el fin de poder seguir jugando al proyecto. Los más comunes si nuestro equipamiento de red no es el correcto es tener problemas en la conexión. Tanto a los servidores del juego Fortnite como a otros usuarios. Por lo tanto, sería buena idea echarle un vistazo a los inconvenientes más comunes en este sentido.

Antes de nada, se recomienda llevar a cabo una serie de comprobaciones para ver si el cliente de Fortnite se está conectando correctamente a los servidores necesarios. Entre estas recomendaciones se encuentran no conectarnos a la red mediante un servidor proxy, o filtrar epicgames.com para permitir las conexiones, tener abiertos los puertos 80, 443 y 5222 y cambiar las DNS por las de OpenDNS o GoogleDNS en el caso de ser necesario.

También es posible que en algunas ocasiones tengamos que reiniciar el router de nuestro ISP para disminuir la carga de trabajo en el mismo, o desactivar temporalmente el antivirus y el firewall para evitar que este tipos de aplicaciones puedan interferir con el correcto funcionamiento del videojuego.

Problemas de conexión en Fortnite

Después de llevar a cabo estos pasos lo más seguro es que el juego os funcione mejor. De todas formas, existen algunos fallos que pueden darse de manera puntual. Sobre todo cuando existe mantenimiento en los servidores de Fortnite o cuando nuestra conexión a Internet falla.

Por lo general, y en el caso de que no podáis conectar a los servidores de Fortnite y el juego os devuelva un error de matchmaking, será suficiente con abrir la consola del ordenador donde estáis ejecutando el juego e introducir el siguiente comando: bcdedit.exe / set {current} nx AlwaysOn.

Otra opción que suele dar fallos al jugar con amigos es Party Finder. Puede que no encontréis a otros usuarios o que no podáis emparejaros con ellos en una misma partida. Si es así, recordad que podéis agregarlos como contactos en la plataforma en la que estéis ejecutando Fortnite, facilitando que el sistema realice las conexiones de manera correcta.

Por último, tened en cuenta errores menores como los cortes de conexión a Internet o aquellos momentos en los que los servidores de Fortnite están saturados y no pueden procesar todas las peticiones que necesitan para que las partidas se desarrollen con normalidad. Tampoco debéis olvidar mantener el juego actualizado a la última versión, algo que os permitirá aprovechar todas las características instaladas.

Fortnite no es un juego que suela tener problemas de conexión, aunque con los consejos que hemos mencionado podréis solucionar la mayoría de ellos.