Llega la portabilidad fija en un día

Desde el día de ayer, lunes 11 de noviembre de 2013, ya es posible portar un número telefónico fijo en un solo día. De esta forma, las líneas de sólo voz, que ahora tardaban 5 días laborables en portarse, ven reducido el plazo en cuatro días. En aquellas portabilidades que impliquen línea de telefonía fija y banda ancha, el proceso se deberá realizar en un plazo máximo de 6 días (frente a los 11 días de plazo existente hasta este momento).

En resumen, las nuevas características de la portabilidad fija son las siguientes:

  • Reducción de Plazos: La tramitación de la portabilidad fija ve reducido los plazos a tan solo 1 día laboral.
  • Cambio de compañía de telefonía fija y banda ancha: Antes de llevar a cabo la portabilidad del número de teléfono, ambas operadoras deben realizar varios trabajos para proveer al usuario el servidio de banda ancha. Dicha portabilidad se llevará a cabo una vez este preparada la infraestructura de la red. Frente a los 11 días anteriores, ahora las portabilidades con banda ancha se deberán llevar a cabo en un tiempo máximo en 6 días.
  • Cancelación de portabilidad:  El operador que recibe al cliente deberá informar al usuario de cuál es el día máximo para poder cancelar la portabilidad, ya que hasta el momento los usuarios no conocían esa información. Para llevar a cabo la cancelación de la portabilidad, el usuario debe ponerse en contacto con el operador al que deseaba portarse.

Sin duda se trata de una grata noticia el poder realizar portabilidades en 1 día para nuestras conexiones de telefonía fija y en 6 días laborables para aquellas que incluyen banda ancha. Plazos que se reducen y que, en caso de que se cumplan por parte de las operadoras, supondrá una menor molestia para los usuarios, que en ocasiones se pensaban dos veces la opción de cambiar de operadora por las molestias que esto suponía. Ahora,  con los nuevos plazos, pueden incrementarse notablemente el número de portabilidades.

Fuente: CNMC

Se reduce a 7 días el plazo de portabilidad en banda ancha fija

Las portabilidades en banda ancha fija dan un paso adelante. Mientras que desde el verano del año pasado las portabilidades de telefonía móvil se tramitan en  un día laboral (aunque realmente son dos o tres días), las relativas a la banda ancha fija tienen un plazo de hasta 12 días (en la práctica pueden extenderse a más de 15), algo que cambiará a partir del próximo 11 de noviembre, fecha a partir de la cual la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones a establecido que se ponga en funcionamiento un nuevo procedimiento que reducirá a un día las portabilidades de línea fija (ahora cinco días) y a 7 días las de banda ancha.

Dicha fecha ha sido acordara por  la Asociación de Operadores para la Portabilidad, y permitirá a los usuarios un rápido cambio de operador de telefonía fija, algo que de cumplirse estrictamente, facilitará sin duda el cambio de operador entre los usuarios y reducirá las molestias que las portabilidades pueden ocasionar a los mismos.

La razón para que la banda ancha fija solamente se haya reducido a 7 días es que tanto el operador que pierde el cliente como el que lo gana debe acudir a la central correspondiente  para llevar a cabo las acciones necesarias para el cambio. No obstante siete días es un periodo razonable, sobretodo si es comparado con la actualidad, que echaban para atrás y hacían dudar a muchos usuarios de realizar el cambio.

Además, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, ha establecido la obligatoriedad de que el operador receptor indique al usuario que ha pedido la portabilidad la fecha hasta la cual puede solicitar la cancelación de la misma, ya que los operadores aplican en estos casos fuertes penalizaciones.

Buena noticia para los usuarios, que podremos valorar seriamente un cambio de operador sin pensar en la posibilidad de quedarnos varias semanas sin disfrutar de internet, razón que hacia plantearse una portabilidad por los daños que nos pudiese ocasionar.

Fuente: CMT

La CMT fija los precios provisionales de fibra óptica en edificios

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha establecido de forma provisional el precio de acceso a las redes de fibra óptica  en el interior de los edificios que Telefónica compartirá con Orange y Vodafone. Dichos precios suponen un descenso de entre el 18% y el 24% respecto a los precios iniclamente fijados por Telefónica a Orange y Vodafone, lo que proporcionará un ahorro de entre 8 y 14 millones de euros a cada uno de los operadores.

En el pasado mes de octubre, Telefónica llegó a un acuerdo con Jazztel para desplegar conjuntamente sus redes de fibra óptica para llegar a un total de 3 millones de hogares, correspondientes a 1,5 millones de usuarios por parte de cada compañía. Estos precios son considerados por la CMT como “una referencia válida” para fijar los precios del acceso a las infraestructuras verticales y para las cesiones a otros operadores.

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones ha tomado estos precios, con un recargo del 15, 29 % debido a que estos asumen la reciprocidad en sus despliegues de fibra óptica.

Pese a este recargo, los precios provicionales fijados por la CMT son entre un 18% y un 24% inferiores a los que había propuesto inicialmente Movistar a Vodafone y Orange, ahorrándose estos la cifra anteriormente mencionada.

El organismo regulador considera que el riesgo es más elevado para aquellos operadores que despliegan sus propias infraestructuras verticales en el interior de los edificios.

Según datos del informe anual de la CMT, a finales del pasado año 2012 había un total de 3,25 millones de accesos de FTTH instalados, de los que el 99% pertenecen a Telefónica. Por ello, después de que se hayan establecido estos precios, que por el momento son provisionales, solo queda esperar a que las diferentes compañías comienen a incrementar esa cifra y hacer que más hogares españoles puedan disfrutar de este tipo de redes ultrarrápidas.

Fuente: CMT

Euskaltel aumenta la velocidad de su Banda Ancha fija

Una vez más, Euskaltel ha vuelto a subir la velocidad de banda ancha fija, tal y como ha ocurrido desde hace mucho tiempo, ya que ha sido uno de los operadores que más trabaja por ofrecer mejores velocidades en sus conexiones.

La cablera vasca ya subió su conexión más lenta en el pasado mes de marzo de los 5 Mbps a los 10 Mbps, para posteriormente, dos meses después, ampliar la misma hasta llegar a una velocidad mínima de 15 Mbps.

En este mes de diciembre, Euskaltel ha apostado por que sus clientes que cuenten con una conexión de 15 Mbps de bajada y 1 Mbps de subida, puedan disfrutar a partir de ahora de 20 Mbps de descarga y 2 MBps de subida.

Una dato a tener en cuenta es que se haya decidido incrementar la velocidad de subida, ya que de forma habitual, las operadoras no suelen ofrecer mejoras en este aspecto, y tan solo se limitan a actualizar sus velocidades de bajada.

Para aquellos clientes que quieran comenzar a utilizar esta conexión y sean nuevos clientes, podrán adquirirla por un precio mensual de 16,90 euros mensuales más 8,9 euros de alquiler de línea durante un año.

De esta forma, la banda ancha fija de Euskaltel se conforma por tres modalidades, una de 20 Mbps de descarga y 2 Mbps de subida, otra de 50 Mbps de descarga y 5 Mbps de subida y por último, 100 Mbps de bajada y 10 Mbps de subida.

Por el momento solo queda esperar el “Todo en uno” de Euskaltel, que ya ofrece internet en el móvil gratis a sus clientes de fijo pero no cuenta con una oferta que integre todos sus servicios a un precio fijo mensual.

Telefónica añade 6 meses de permanencia a las líneas de telefonía fija

Telefónica ha decidido implementar a los nuevos clientes una permanencia de seis meses al dar de alta una nueva línea fija, se tenga asociado también ADSL o no, y con una penalización por incumplimiento si se desea cambiar de compañía o cancelarla de nada más y nada menos que 83 euros.

A finales del mes de abril la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) rechazo la idea de Movistar, pese a que no veía mal que el producto ofertado llevase asociado una permanencia si esto repercutía en un menor coste para el cliente final. Sin embargo, fue rechazada por que podría perjudicar a la competencia al poder obstaculizar el cambio de operador para los usuarios.

La CMT había considerado excesiva la permanencia propuesta en principio por Telefónica, pero que no lo vería como tal, si esta fuese por un máximo de 6 meses. Tras manifestarse este punto de vista de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, Telefónica se puso en marcha y propuso esa duración de seis meses, la cual ha sido aprobada.

Desde ahora todas las modalidades de contratación de una línea fija con Movistar, llevan asociada esta permanencia, siendo gratuita la instalación para el cliente, siendo la permanencia la “contraprestación” por esa instalación gratis, o al menos así lo ve Telefónica.

A nuevos clientes de ADSL con Movistar, si se dan de baja o cambian de operador antes de esos seis meses, tendrán que pagar la penalización tanto por la permanencia del ADSL como por la de la línea.

Actualmente solamente se encuentran sin ningún tipo de permanencia las modalidades de ADSL Libre y el FTTH.

En mi opinión, algunas compañías se están “pasando” con las permanencia, y sobretodo con los importes por cancelación, ya que 83 euros me parece excesivo si no estás satisfecho con sus servicios, puesto que si decides darte de baja o cambiar de operador, es por que su servicio no te ha satisfecho o has encontrado opciones mejores.

Al margen de esto, pienso que no deberían existir estos periodos de permanencia, ya que haría que todas las operadoras se esforzasen por dar un mejor servicio y ofrecer una mejor relación calidad-precio para competir entre ellas.

No me parece justo que se deba recompensar a aquel proveedor que no ha cumplido con las expectativas que uno espera o que no le ha dado una solución satisfactoria en un tiempo razonable a los problemas que puedan surgir con nuestra línea.

Habrá que ver si esta decisión tomada por Movistar repercute en un descenso de nuevas altas para sus líneas de telefonía fija o si mantiene el ritmo actual.