El uso de dispositivos durante el aterrizaje y despegue de aviones, más cerca

La utilización de dispositivos móviles durante el aterrizaje y el despegue de los aviones está más cerca. La Administración Federal de Aviación (FAA), podría acceder al uso de los mismos, ya que actualmente deben permanecer apagados al llevar a cabo estas dos acciones.

El aumento de la electrónica de los aviones y la gran demanda de los clientes por poder hacer uso de los mismos ha hecho que el órgano correspondiente este sopesando seriamente el permitir su uso. Esta misma semana se reunirán pilotos, aerolíneas, empresas de electrónica de consumo, fabricantes de aviones…, para tratar a fondo estas prohibiciones y hacer sus recomendaciones de cara a ser presentadas ante el organismo correspondiente a finales de este mes y puestas en vigor el próximo año, siempre y cuando sean aprobadas.

Cabe destacar que pese a que se «levante» la prohibición actual, está no será total, ya que se espera que se permita la lectura de e-books o similares, escuchar música o ver vídeos, pero tareas como el envió y recepción de correos electrónicos, mensajes de texto o la utilización del Wifi seguirán prohibidos durante el despegue y aterrizaje y se continuará sin poder realizar llamadas durante todo el vuelo.

Esta decisión genera dudas sobre la posibilidad de que el uso de estos dispositivos electrónicos interfieran en los sistemas de los aviones y por lo tanto pongan en riesgo el correcto funcionamiento de los mismos. No obstante, y pese a que algunos problemas durante los últimos tiempos han sido asociados al uso de dispositivos electrónicos, no ha habido pruebas concluyentes que lo demostrasen.

Antes de tomar cualquier decisión la FAA pedirá a todas las compañías que certifiquen que sus aviones pueden tolerar las interferencias que pudieran producirse por el uso de estos aparatos electrónicos antes de implantar esta medida.

Fuente: ABC

Decathlon prepara sus propios dispositivos

La compañía francesa de material deportivo, que tiene establecimientos repartidos por toda España y diferentes puntos del mundo, Decathlon, irá mas allá de ofrecer productos relacionados con el deporte, y bajo su marca Quechua, se encuentra desarrollando su propio smartphone y su propia tablet.

El grupo Oxylane, propietario de Decathlon, busca ampliar los horizontes de la experiencia deportiva de sus clientes, como ya ha hecho con diferentes productos. Una de sus divisiones dedicada a las nuevas tecnologías aplicadas al deporte, se encuentra en pleno desarrollo de estos nuevos dispositivos, que estarán ideados para que sean el complemento perfecto para los deportistas a la hora de realizar sus actividades favoritas al aire libre. Por ello, se encuentran trabajando el lograr el certificado IP54, el cual indica la resistencia al polvo, arena y salpicaduras de agua.

Desde un medio galo, se asegura que el nuevo smartphone que llegará de la mano de Decathlon, contará con una cámara principal  con un sensor de 8 megapíxeles, pantalla de 5 pulgadas con resolución de 800 x 480 píxeles, batería con una autonomía de 2 días, localizador GPS y aplicaciones creadas para incrementar el rendimiento deportivo. Estas últimas también se encontrarán disponibles para la tablet, la cual contará con una pantalla de 8 pulgadas de tamaño y una resolución de 1024 x 768 píxeles. En ambos casos, equiparán el sistema operativo Android 4.2.

En cuanto a su precio, un aspecto muy a tener en cuenta por los usuarios, se espera que el teléfono móvil sea comercializado a un precio de aproximadamente 230 euros, mientras que la tablet podría salir al mercado por 280 euros. En ambos casos, se contarán con diferentes accesorios exclusivos que harán mucho más fácil su integración con el deporte, buscando la comodidad de llevarlos encima en cualquier momento. Por el momento se desconoce cuando serán puestos a la venta.

Fuente: El Economista

 

En 2013 llegarán los dispositivos móviles flexibles de Samsung

En los últimos meses se ha especulado seriamente con la posibilidad de que Samsung pusiese a la venta móviles con pantalla flexible, idea que pretende llevar a cabo en 2013, cuando podrían llegar al mercado los primeros modelos en contar con esta nueva tecnología.

El fabricante coreano quiere introducirse de lleno en la producción de smartphones con pantalla flexible, tal y como asegura un artículo de The Wall Street Journal, en el que se confirma la idea de Samsung, que pretende dar un golpe sobre la mesa a sus competidores, siendo la primera en apostar por esta nueva tecnología.

Samsung Display Co., la división de la compañía encargada de fabricar pantallas, realizará una fuerte inversión para que este tipo de terminales dispongan de una pantalla muy difícil de romper y ligeros, así como su nueva flexibilidad.

La producción de los primeros dispositivos con esta nueva tecnología está previsto para la primera mitad del próximo año 2013, pudiendo llegar durante el segundo semestre los primeros terminales con esta tecnología. El próximo Samsung Galaxy S4, que será presentado en el Mobile World Congress que tendrá lugar en febrero, es uno de los principales candidatos a estrenar esta tecnología.

Este tipo de pantallas flexibles ofrecerán alta definición, tal y como los terminales actuales, y en el futuro fabricantes como LG, Sony o Sharp podrían “imitar” la idea de Samsung, ya que se han mostrado interesado por apostar con esta tecnología.

Samsung busca dar un golpe a sus competidores y batir todos los registros de ventas y superar de una vez por todas a Apple, que continua al frente en cuanto a ventas de smartphones.

En unos meses, con motivo de la presentación de la cuarta generación del Samsung Galaxy S, podríamos ver el adelanto de este tipo de tecnología, pero para poder adquirir los primeros terminales flexibles aún habrá que esperar varios meses.