Nikon Coolpix S800C, la cámara compacta con Android

La popularidad del sistema operativo móvil y libre Android, ha hecho que Nikon haya decidido incorporarlo más allá de los teléfonos móviles y de las tablets, llegando a incorporarlo en cámaras de fotos, como su próximo cámara compacta Coolpix S800C, que contará con la versión 2.3 Gingerbread.

La cámara se nutrirá así de numerosas ventajas que harán que deje de ser un simple periférico de captar imágenes y guardarlas en una tarjeta, ya que tras hacer la foto, desde la misma cámara se tendrá la posibilidad de subir la imagen a Twitter, Facebook o Instragram, entre otros.

La nueva Coolpix S800C se conectará a redes WiFi y dispone de un GPS integrado, con lo que las fotos que sean capturadas tendrán la posibilidad de incluir su localización, haciendo así que se pueda insertar en redes como Foursquare.

Con esta mejora nos podemos encontrar ante un nuevo rumbo en el mercado de las cámaras compactas, y quien sabe si incluso las réflex llegan a contar con este sistema operativo, haciendo así que sea mucho más sencilla la acción de compartir fotos directamente en línea sin falta de cables o sin tener que introducir en el PC una tarjeta SD, por ejemplo.

Esta nueva Nikon contará además con una pantalla OLED de 3,5 pulgadas, un Rango Focal 25-250mm y tendrá compatibilidad con Google Play.

Esta nueva cámara llegará a un precio de entorno 500 euros, algo quizás excesivo pese a las facilidades que proporciona el contar con Android en esa cámara compacta.

De todas formas, pese a que en un principio su precio resulte demasiado elevado comparándola con otras opciones del mercado, resulta interesan ver como el sistema operativo libre Android comienza a llegar a este tipo de dispositivos, haciendo aun así más fácil el compartir archivos en red y poder contar con una completa integración con Google Play, y por lo tanto a sus aplicaciones.

Tendremos que ver la aceptación que tiene Android en este “Mundo de las cámaras”, aunque su popularidad en dispositivos móviles augura un buen futuro también en este tipo de periféricos, aunque como todo, dentro de unos meses veremos si más compañías comienzan a apostar por integrarlas también en sus próximas cámaras compactas.

Nueva compacta, Sony CyberShot TX200V

En un mundo actual, en el que los teléfonos móviles están ganando la batalla a las cámaras compactas, disponiendo cada vez de mejores características de imagen y con la comodidad de tenerlos siempre a mano para realizar cualquier fotografía, Sony ha lanzado una nueva cámara con unas características que ofrecen una gran calidad y hacen que sea muy apetecible para los amantes de la fotografía.

Respecto a su aspecto exterior, la cámara compacta dispone de un diseño muy atractivo, que cuenta con un grosor reducido y que incluye una nueva generación de sensores retroiluminados Exmor R y un procesador Bionz de Sony. Gracias a estas dos últimas características se podrá mejorar sustancialmente la captura de fotografías con escasez de luz. Su sensor es de 18 megapíxeles.

En cuanto a su pantalla, es táctil, con tecnología de tipo OLED y que cuenta con un tamaño de 3,3 pulgadas y con 1,2 Mp de resolución. Su zoom es un Carl Zeiss que parte de los 26 mm. y  que cuenta con cinco aumentos. Realiza las fotos con un enfoque mucho más veloz que sus predecesoras y según las informaciones anunciadas realizaría la captura de la fotografía en un tiempo de 0,13 segundos cuando se encuentren en perfectas condiciones de luz y un tiempo algo más elevado en peores condiciones, cuando no existan unas buenas condiciones de luz.

Respecto a la captura de vídeo, ofrece 1080p a 60 fps con formato AVCHD.

Además, y como gran novedad, es que es sumergible, y permitirá que se capturen fotos debajo del agua hasta una profundidad de cinco metros, además de resistir a cualquier mancha, a altas y a bajas temperaturas, etcétera.

Una gran solución para aquellos que quieren realizar fotos bajo el agua, en época de verano, que se puede convertir en una buena solución para capturar nuestros mejores momentos en la playa, en la piscina, etc… sin preocuparnos por que se moje, o en invierno realizar fotos en las peores condiciones meteorológicas, tales como muy bajas temperaturas, nieve, lluvia intensa… algo que actualmente puede poner en peligro el estado de nuestra cámara.

Su precio de mercado es bastante elevado pese a las buenas características que ofrece, ya que su precio esta en torno a los 500 doláres, o lo que es lo mismo, unos 382 euros. Es una buena alternativa para todo aquel que quiera adquirir una cámara compacta que le ofrezca unas excepcionales características en cuanto a imagen y vídeo y que le permita realizar fotos en diferentes condiciones.