Movistar irá cerrando centrales ADSL donde llegue FTTH

Movistar, que fue de los primeros en desplegar sus conexiones de fibra óptica hasta el hogar, ha decidido ir apagando las centrales de par de cobre en aquellos lugares a los que llegue la fibra óptica.

A finales de 2013, la operadora tradicional espera contar con un total de 3,8 millones de hogares con cobertura FTTH, lo que supone 1,1 millones más que el año pasado, algo que logrará gracias a compartir verticales con Jazztel y otros operadores, así como con el incremento de su inversión.

Esta expansión de las redes de FTTH llevará consigo el cierre de las centrales de ADSL en aquellos lugares en las que puedan ser sustituidas por las de fibra óptica, ya que no tiene sentido mantenerlas por asuntos económicos.

De esta forma, ya no se ofrecerá la posibilidad de acceder al ADSLindirecto que otros operadores ofrecen bajo las líneas de Movistar, aunque habrá que ver que soluciones se ofrecen para estos usuarios, que podrían quedarse «tirados».

Sin embargo, el cierre de este tipo de centrales de banda ancha fija ADSL, también podría suponer una ventaja, y es que debido a ello la conexión de FTTH podría ver rebajado su precio, especulandose incluso con que se iguale al del ADSL.

Habrá que ver si finalmente esta acción del operador tradicional se lleva a cabo, ya que podría tener trabas de los reguladores públicos.

En mi opinión, no sería mala iniciativa de asegurar que los clientes actuales no se vean perjudicados por esta medida y que se les asegure tener cobertura de FTTH si no pueden acceder ya al ADSL indirecto, ya que sino podrían ser muchos los que tendrían que recurrir a conexiones móviles para contar con internet en su hogar. De todas formas habrá que ver si Movistar obtiene la aprobación para cerrar sus centrales ADSL a medida que sigue desplegando las de fibra óptica.

Un proyecto europeo trabaja en hacer que las centrales tengan coberturas de más de 100 km

Entre los grandes operadores de nuestro país existe una gran batalla  por ser los primeros en desplegar sus redes de fibra óptica a los hogares más rentables, pero al mismo tiempo se sigue trabajando en el que el ADSL se vea mejorado.

La cobertura de las centrales con tecnologías xDSL padecen el problema de la distancia al hogar al usuario, lo que hace que usuarios que se encuentren algo alejados no puedan disfrutar de este tipo de conexión o los que lo hacen pueden hacerlo a una velocidad considerablemente inferior a la que había contratado. En hacer que este problema con la distancia se solucione trabaja un proyecto europeo.

Dicho proyecto recibe el nombre de DISCUS, que son las siglas de Centro distribuido para suministro ilimitado de ancho de banda (traducido), y su objetivo es que cada una de las centrales actuales logre ampliar el número de usuarios al mismo tiempo que logra incrementar la distancia a la que pueden proporcionar cobertura y por tanto, ofreciendo mejores velocidades a los usuarios actuales que navegan a una velocidad inferior a la contratada.

Para lograrlo, se pretende revisar completamente los despliegues de los operadores e implementar una nueva tecnología que se ha denominado Red Óptica Pasiva de Largo Alcance que permitirá incrementar el número de usuarios por la red de 32 a 1000 además de pasar de una cobertura de 10 o 20 kilómetros hasta llegar incluso a más de 100 kilómetros.

Este proyecto se está llevando a cabo en Irlanda, donde intentarán implementar su sistema para lograr reducir de 1000 a 20 las centrales del país. Cuenta con 8 millones de euros que proceden de financiación europea y con el apoyo de Nokia, Telecom Italia, Telefónica…

A lo largo de estos tres años se pretenden alcanzar el objetivo, lo que supondría que los operadores podrían disminuir su número de centrales y al mismo tiempo lograr que en las zonas rurales que actualmente no disponen de ADSL pudiesen disfrutar de él.