Análisis de Tribler, el futuro de las redes P2P

Análisis de Tribler, el futuro de las redes P2P

Este proyecto desarrollado ya hace algunos años por la “Delft University of Technology” de Holanda, puede ser una alternativa para el mundo de las descargas en un corto plazo, ya que tiene como una de sus mejores características, que elimina cualquier necesidad de utilizar un tracker concreto para realizar búsquedas y conectarnos a la red, en un protocolo BitTorrent.

Este proyecto fue lanzado a la palestra en abril de 2009, con unas primeras versiones en las que el programa no tenia la capacidad de poder verificar aquellos links o enlaces que eran falsos o se encontraban “rotos”, lo que originaba que muchos archivos no llegasen a poder completarse en su descarga al cien por cien. Durante el año 2010, se incluyeron dos funciones bajo las denominaciones de SwarmRank y BarterCast con las funciones de proporcionar a los usuarios la capacidad de dar una puntuación a los archivos y a los usuarios que compartan los archivos.

Tribler hace que se puedan hacer búsquedas descentralizadas, pudiendo obtener los datos de otros usuarios a la red pero permitiendo que si estos se desconectan, la descarga se pueda realizar de todas formas, eliminando la dependencia del usuario, tal y como ocurría con los tradicionales Peer to Peer.

Con el fin de controlar el spams, los fakes en las descargas… se ha dejado el control del mismo en los propios usuarios, eliminando así el tener que disponer de moderadores en los trackers.

Otra característica, simple pero útil, es la inclusión de la función Open2Edit cuya utilidad es la de poder editar tanto el nombre como las descripciones de los contenidos y archivos en los canales públicos, proporcionando más información acerca de un archivo.

Analizando el programa desde un primer instante, tras descargarlo desde el enlace que se encuentra al final de este mismo artículo, donde encontraremos la versión tanto para Windows, como para Linux y Mac, nos encontraremos con las típicas pantallas de instalación.

Una vez finalizada la misma y tras ejecutar Tribler, nos encontraremos con una interface muy sencilla, con aspecto de color blanco y naranja.

Si vamos a “Settings”, nos encontraremos con diversas opciones de personalización, tales como dar un nombre a nuestro nombre de usuario en la red, elegir una fotografía para nuestro perfil, el lugar donde queremos que se alojen nuestras descargas (por defecto se creará una carpeta llamada TriblerDownloads en el escritorio), así como una gran cantidad de características más especificas acercas del programa.

Si pulsamos en “Channels” tendremos una gran cantidad de canales donde tras pulsar en cada uno, pasaremos a poder ver los diferentes archivos que forman parte de ese canal y poder descargar aquellos que queramos.

Para realizar búsquedas en la pestaña “Home”, podremos buscar cualquier archivo que deseemos, y una vez realizada la búsqueda se comenzará la búsqueda de torrents en una nueva pestaña, donde podremos ordenar los archivos por nombre, tamaño…

Una vez elegida el/los archivos a descargar podremos verlos y apreciar su progreso en la pestaña “Downloads”.

Además, en archivos comprimidos, como por ejemplo archivos de música en .rar nos dará la posibilidad de reproducir una pista concreta desde el propio programa, donde se abrirá un reproductor musical para previsualizar el contenido.

En el siguiente enlace, podréis obtener el programa de forma totalmente gratuita: http://dl.tribler.org/download.html

Review: Amazon Kindle

Aprovechando que desde hace unos días tengo en mi poder un Kindle de Amazon, concretamente la versión “Basic” con WiFi, y sin 3G, voy a realizar una pequeña review, tanto de su apariencia exterior como interior, además de hablaros de alguna que otra funcionalidad y aplicación para enviar información al mismo.

EXTERIOR

Amazon Kindle, es un eBook muy ligero, ya que solamente pesa 170 gramos, menos que muchos libros normales, y que cuenta con una pantalla, en mi caso, de  15 cm., es decir de 6 pulgadas.

Esta pantalla proporciona una buena calidad de lectura, ya que con su tinta electrónica E Ink, hace que sea como leer un libro normal, y con un avanzado sistema de lectura, no produce reflejos en la misma, permitiéndonos leer de forma cómoda en cualquier circunstancia.

En cuanto a los comandos de control o botones, que vemos a simple vista, nos encontramos con un botón inferior, pegado a la conexión micro USB para cargarlo, para encender o apagar el Kindle (para apagarlo habrá que mantener pulsado ese botón durante algunos segundos, ya que si simplemente lo pulsamos y soltamos, se quedará en estado de suspensión y mostrará un salvapantallas).

Debajo de la pantalla nos encontramos con cuatro botones de acceso directo y unos botones para movernos por la pantalla. De izquierda a derecha nos encontramos con: Tecla de retorno a página anterior, activación/desactivación de modo teclado, botones de navegación por la pantalla, botón de menú y botón de volver al inicio, es decir al “Home”.

Por otra parte, en ambos laterales de Kindle nos encontramos con dos botones iguales, donde el situado más arriba y de menor tamaño, sirve para volver a la página anterior, y el inferior para avanzar a la página siguiente. Dispone de estos elementos a los dos lados para facilitar el avance o retroceso independientemente con la mano que estemos sujetando el eBook.

A continuación, os dejo una imagen de las funciones de cada elemento:

INTERIOR

En su interior, nos encontramos con un dispositivo de lectura portátil con la capacidad de almacenar hasta 1.400 libros, que permite descargar libros en tan solo un minuto de forma inalámbrica gracias al WiFi integrado, y que dispone de una batería que con tan solo una carga (se carga totalmente en tres horas) permite utilizarlo hasta un mes de duración.

Los formatos de lectura compatible con Kindle son:  Kindle (AZW), TXT, PDF, MOBI sin protección y PRC en su formato original; HTML, DOC, DOCX, JPEG, GIF, PNG, BMP por conversión.

Una vez registrado nuestro dispositivo, tras iniciarlo por primera vez, se nos proporcionará desde Amazon, una cuenta de correo electrónico bajo dominio @kindle.com a la que podremos enviar aquellos documentos de texto que tengamos en nuestro PC, y al poco tiempo ese texto aparecerá para su lectura en nuestro dispositivo.

Además, desde la página web de Amazon (en caso de disponer ya de cuenta, no será necesario registrarse de forma especial para usar el dispositivo y se utilizará la misma cuenta ya existente) podremos  comprar en cuestión de segundos/minutos cualquier titulo que deseemos de la tienda e inmediatamente comenzará a descargarse en nuestro dispositivo y estar disponible para que podamos leerlo.

Resulta realmente interesante la gran cantidad de títulos ofrecidos, algunos clásicos como “Don Quijote” o “El perro del Hortelano” por ejemplo de forma totalmente gratuita, y muchos de ellos a precios muy bajos, y siempre cualquier libro a precio más bajo que en su formato físico.

Con Amazon Kindle podrás disponer de cualquier libro en cualquier lugar con WiFi, en mi caso, y si dispones de la versión con 3G (disponible desde amazon.com) desde cualquier lugar del mundo sin preocuparte por disponer de una red WiFi cercana.

En definitiva, una gran solución para aquellos amantes de la lectura que quieren algo ligero en lugar de andar con libros pesados de un lado para otro.