Telefónica añade 6 meses de permanencia a las líneas de telefonía fija

Telefónica ha decidido implementar a los nuevos clientes una permanencia de seis meses al dar de alta una nueva línea fija, se tenga asociado también ADSL o no, y con una penalización por incumplimiento si se desea cambiar de compañía o cancelarla de nada más y nada menos que 83 euros.

A finales del mes de abril la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) rechazo la idea de Movistar, pese a que no veía mal que el producto ofertado llevase asociado una permanencia si esto repercutía en un menor coste para el cliente final. Sin embargo, fue rechazada por que podría perjudicar a la competencia al poder obstaculizar el cambio de operador para los usuarios.

La CMT había considerado excesiva la permanencia propuesta en principio por Telefónica, pero que no lo vería como tal, si esta fuese por un máximo de 6 meses. Tras manifestarse este punto de vista de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, Telefónica se puso en marcha y propuso esa duración de seis meses, la cual ha sido aprobada.

Desde ahora todas las modalidades de contratación de una línea fija con Movistar, llevan asociada esta permanencia, siendo gratuita la instalación para el cliente, siendo la permanencia la “contraprestación” por esa instalación gratis, o al menos así lo ve Telefónica.

A nuevos clientes de ADSL con Movistar, si se dan de baja o cambian de operador antes de esos seis meses, tendrán que pagar la penalización tanto por la permanencia del ADSL como por la de la línea.

Actualmente solamente se encuentran sin ningún tipo de permanencia las modalidades de ADSL Libre y el FTTH.

En mi opinión, algunas compañías se están “pasando” con las permanencia, y sobretodo con los importes por cancelación, ya que 83 euros me parece excesivo si no estás satisfecho con sus servicios, puesto que si decides darte de baja o cambiar de operador, es por que su servicio no te ha satisfecho o has encontrado opciones mejores.

Al margen de esto, pienso que no deberían existir estos periodos de permanencia, ya que haría que todas las operadoras se esforzasen por dar un mejor servicio y ofrecer una mejor relación calidad-precio para competir entre ellas.

No me parece justo que se deba recompensar a aquel proveedor que no ha cumplido con las expectativas que uno espera o que no le ha dado una solución satisfactoria en un tiempo razonable a los problemas que puedan surgir con nuestra línea.

Habrá que ver si esta decisión tomada por Movistar repercute en un descenso de nuevas altas para sus líneas de telefonía fija o si mantiene el ritmo actual.