Orange podría ofrecer a los OMVs su red 4G

Orange estaría planteándose la posibilidad de ceder el uso de sus redes 4G a aquellos operadores móviles virtuales (OMVs) que se encuentren interesados en ofrecer dicho servicio a sus clientes, siempre y cuando los OMV esten dispuestos a pagar un alquiler por hacer uso de ellas.

En estos momentos, las grandes operadores, que cuentan con sus propias infraestructuras, tan solo ofrecen el servicio a sus clientes, no como ocurre con otros servicios de telefonía e internet en la que alquilan las mismas a operadores móviles virtuales. De esta forma, Orange podría cambiar la situación y comenzar a prestar sus redes previo pago, algo que sin duda sería beneficioso para una gran cantidad de usuarios, que sin cambiarse de compañía a una de las «grandes» podría disfrutar de la última generación de redes móviles.

Una de las grandes razones por las que aún no se han puesto en alquiler estas redes es por la gran competencia que habría dando acceso a los OMVs a poder ofrecer telefonía 4G, ya que estás compañías ofrecen precios muy competitivos que afectan negativamente a las principales operadoras.

Orange podría comenzar a ofrecer su red de 4G a los OMV que estén dispuestos a pagar una cuota de alta de 50.000 euros más un pago adicional en función del número de clientes del operador. No obstante, las cifras que se han comentado hasta el momento haría complicado estos operadores pudiesen afrontar este tipo de costes. No obstante, veremos si prospera y se concreta el alquiler de su red 4G por parte de Orange.

 

Fuente: Economiza

Telefónica podría tener que alquilar su red de fibra

Hace unos meses, Telefónica anunció que trataría de intensificar el despliegue de sus redes de fibra óptica para llegar a 10 millones de hogares este año, logrando superar así el 60 % de la cobertura del 4G. Su intención era la de «continuar mejorando la experiencia del usuario». Ahora, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) podría obligar a la multinancional español a a alquilar a sus rivales su red de fibra.

El organismo regulador español se encuentra confeccionando una nueva normativa que podría entrar en vigor a principios de 2015 y que regularía el sector de la banda ancha en el territorio español, obligando a Telefónica a alquilar sus redes. Con esta regulación, el operador podría acelerar el «apagado» de su red de cobre con grandes ahorros. No obstante, el tener que alquilar sus redes a un precio regulado podría hacer que pierda interés en continuar desplegando sus propias redes.

Esta noticia se produce apenas dos meses después de que Orange y Vodafone llegaran a un acuerdo para desplegar sus redes de fibra óptica hasta el hogar en España y compartir las mismas, acuerdo con el cual tratan de alcanzar una cobertura de 3 millones de hogares en 2015.

Fuente: Expansión

Movistar ofrece a sus rivales el alquiler de las verticales de fibra

Tras la reciente solicitud por parte de Vodafone y Orange a la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones para que obligase a Movistar a negociar el alquiler de las líneas verticales de fibra óptica en los edificios en los que ya la ha desplegado, el operador tradicional se ha mostrado dispuesto a llegar a un acuerdo e incluso ya se habría puesto en contacto con sus rivales para compartir sus despliegues a cambio de que primero abonen un alquiler por el uso de su infraestructura.

El problema se inició cuando Orange y Vodafone anunciaron que llevarían a seis millones de usuarios su fibra óptica, y mostraron su preocupación por la falta de acuerdo con Movistar, que a su vez llegó a un acuerdo con Jazztel para compartir las verticales de los edificios a cambio de que el operador alternativo desplegase sus propias verticales y las compartiese  con Movistar.

Esta situación hacia complicado um acuerdo similar con Vodafone y Orange ya que para no desplegar sus redes en los mismos edificios estas tendrían que realizar sus despliegues en lugares menos rentables económicamente por lo que «saldrían perdiendo». Ahora parece que Movistar podría ofrecerles un alquiler, alcanzando así un acuerdo que haría que los usuarios pudiesen elegir en sus edificios cualquiera de las cuatro operadoras.

Una vez tienen la propuesta, Movistar, Vodafone y Orange deben reunirse para fijar un precio final por el alquiler de estas redes de fibra óptica verticales y presentar el acuerdo antes del próximo 1 de junio, cuando finaliza el plazo para hacerlo.

Por fin parece que habrá acuerdo entre las tres operadoras, lo que es una grata noticia teniendo en cuenta que los beneficiados serán los usuarios, que podrán elegir libremente en sus hogares con que operador deciden comprometerse en lugar de verse obligado a elegir soalmente ente Movistar o Jazztel.

Movistar subirá un 2.9% la cuota del alquiler de línea

A finales del pasado mes de diciembre, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), anunció el fin de la regulación del precio del alquiler de línea de Movistar. Hasta 2016, la compañía española solo podrá subir el coste de su cuota de alquiler de línea en función del IPC, por lo que Movistar ha decidido actualizar su precios en abril.

Por lo tanto, a partir del próximo 1 de Abril, el alquiler de línea de Movistar se actualizará subiendo el IPC de 2012, de un 2,9%, lo que se traduce en que los 13,97 euros actuales a los 14,38 euros al mes. Movistar notificará a los clientes la subida mediante una notificación adjunta en su factura.

Cabe destacar que esta subida por parte del operador tradicional no afectará por igual a todos los clientes del operador español, ya que aquellos usuarios que disfruten de productos tales como Fusión o Planazos, se librarán de esta subida del 2,9%.

Por otra parte, aquellos que solo tengan la línea contratada o dispongan de banda ancha fija que no corresponda a uno de sus planes Fusión, si deberán hacer frente a una subida, que corresponderá a aproximadamente 50 céntimos al mes.

Esta medida se veía venir, ya que Movistar ha pedido durante años a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, la libertad para fijar el precio del alquiler de su línea. De esta forma, la cuota de alquiler de línea, que llevaba congelada desde 2008, finalmente se incrementará en un 2,9 por ciento.

El propio operador ha justificado esta subida argumentando que pese a su subida sigue siendo más económico que la media europea, fijada en 15,26 mensuales.

Tuenti cierra su servicio de alquiler de películas

La red social Tuenti ha decidido dar por finalizado su servicio de alquiler de películas vía streaming, ya que el mismo ha tenido una acogida catalogada por la propia Tuenti como “muy tibia”, razón por la que han decidido que a partir del próximo 20 de Agosto a las 23:59h, el servicio deje de prestarse.

Este lanzamiento de su servicio de alquiler de vídeo bajo demanda se produjo en el pasado mes de noviembre, donde han ofrecido diferentes títulos. Tuenti ha sido la primera red social en ofrecer el estreno de una película (Okupados), y entre sus “hitos”, está el lograr 500.000 reproduciones del documental de David Guetta.

Desde el blog oficial se indica: “hemos seguido de cerca la respuesta de nuestros usuarios durante este tiempo y la acogida del servicio ha sido muy tibia, lo que no es independiente del hecho de que la cultura de pago por contenidos no está aún madura en España.”, al mismo tiempo que anuncian que dejarán de ofrecer el mismo debido a su “actual planteamiento estratégico para  lanzamiento móvil e internacional”.

Sin embargo, aunque es cierto que puede que la cultura de pago por contenidos no este “aún madura en España”, el “fracaso” de TuentiCine ha sido por el catálogo, por que es un servicio destinado a jóvenes, que presumiblemente tienen menos ingresos, y la gran competencia en un servicio en auge, han hecho que tuviese que dar a su fin.

Además, como los demás portales que ofrecen este tipo de contenidos en alquiler, deben luchar contra la piratería, ya que sus precios, aunque económicos, distan en algunos casos bastante de lo que en realidad un cliente está dispuesto a abonar por disfrutarlos.

Aquellos que sean clientes podrán seguir utilizando el servicio hasta el 20 de Agosto, tal y como hemos mencionado con anterioridad.

Google Play comienza a ofrecer películas en alquiler en España

Google Play ha comenzado a ofrecer en España su servicio de alquiler de películas, tras haberlo hecho ya en otros países.

El precio del alquiler de las mismas se encontrará entre los 1,99 euros y los 4,99 euros. Los primeros corresponderán a películas ya bastante desfasados, los casi cinco euros corresponderán a los films más recientes y a aquellos que sean en alta definición (HD).

Tras haber efectuado el alquiler de la película elegida, el usuario que lo haya llevado a cabo tendrá un mes (concretamente 30 días) para comenzar la reproducción de la misma. Una vez se haya comenzado a visionar, se dispondrán de 48 horas para poder verla desde cualquier dispositivo, tras las cuales se dará por finalizado el alquiler.

En principio no existe ningún tipo de tarifa plana que de acceso a todo el catálogo, como ya ocurre con otros servicios similares, pero habrá que ver si en las próximas fechas, Google decide ofrecerla para obtener más clientes.

Para comenzar a utilizar este sistema bastará con acceder a través de https://play.google.com/store?hl=es donde nos encontraremos con un buscador de títulos, acompañado de un banner superior en el que se mostrarán las últimas novedades y promociones. Además en la columna izquierda podremos visualizar el “Top cinco de películas” y el “Top cinco de aplicaciones Android”.

Para ver el catálogo completo de films, bastará con clicar sobre PELÍCULAS,  donde nos aparecerá la ventana correspondiente a la sección, en la que podremos ver cuáles son las más alquiladas, las recomendadas por el portal, los estrenos y las categorías.

Las categorías son ocho: Acción y Aventura, Animación, Comedia, Drama, Documental, Familia y Terror, y quizás falta la opción del alquiler de series como ya ocurre con otros servicios.

Una vez seleccionada una película concreta, accederemos a su ficha, en la cual nos encontraremos con el tráiler de la misma, una sinopsis, información sobre la película, películas relacionadas, reparto y créditos y opiniones de los usuarios.

Algo muy a tener en cuenta son los casi cinco euros que cuesta el alquiler de una película que sea “estreno”, entre las que por ejemplo actualmente nos podemos encontrar a  Vicky El Vikingo Y El Martillo De Thor, Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio, El cambiazo o Fuga De Cerebros 2, lo que a mi personalmente me hace pensar en si merece o no la penal el alquiler del mismo, ya que por cerca de dos euros más, depende del cine, podremos acceder a ver las películas de estreno con toda la claridad, calidad y sensación que nos proporcionan las pantallas y salas de cine.

Este mismo pensamiento se ve como lo comparten más de un usuario de la red, sin ir más lejos, en la película Fuga de Cerebros 2, vemos como tres opiniones hacen referencia al precio de la misma, que lo consideran como abusivo. ¿Qué opináis vosotros?.

El alquiler de películas en Google Play y YouTube llega a Francia

Los internautas y usuarios de nuestros vecinos del norte pueden estar de enhorabuena, ya que Google ha anunciado un nuevo servicio de alquiler de películas, que se encontrará disponible tanto para Google Play como para YouTube y con el que podrán disfrutar de films de estreno o clásicos a precios asequibles y desde la comodidad del hogar o en cualquier lugar mediante dispositivos portátiles.

La compañía dividirá su catálogo de películas en cuatro grupos claramente diferenciados, siendo estos “Estrenos de Calidad Normal”, “Estrenos de Alta Definición,” Biblioteca de Calidad Normal” y por último “Biblioteca de Alta Definición”.

Los precios en los que oscilarán estos alquileres se encontrarán entre los 2,99 euros de las películas más baratas (Películas de la “Biblioteca de Calidad Normal), hasta los 4,99 euros de las más caras (Películas de “Estrenos de Alta Definición”), y su tiempo de visualización será de 48 horas una vez empezado a verlas, y pudiendo tenerlas “sin abrir” durante un plazo de 30 días.

A través de Google Play, los usuarios tendrán la posibilidad de descargar las películas en versiones para terminales móviles y tablets, así como a través de YouTube para versión web, lo que hace que se puedan visualizar tanto online, como descargarlas, y verlas en el dispositivo deseado. Se podrán visualizar durante el tiempo de alquiler sin necesidad de estar conectados a internet.

Los franceses podrán disponer ya de películas actuales y clásicos de su cine, ofreciendo una completa variedad de ellas, gracias a los acuerdos a los que ha llegado Google tanto con estudios de cine como Disney Europa o Sony Pictures, y estudios independientes de Francia.

En nuestro país, de momento no estará activo este servicio y pese a que se desconoce si llegará al mismo, podría hacerlo dependiendo de la aceptación que tenga en Francia, ya que es probable que si tiene éxito se siga expandiendo por el resto de países.

Hasta que llegue, si es que lo hace, se pueden disfrutar de películas online a través de Voddler y Wuaki.TV entre otro, que mediante streaming ofrecen la posibilidad de alquilar películas e incluso de ver algunas de forma gratuita gracias a la inclusión de publicidad adicional.

Parece que últimamente están naciendo más y más servicios similares online, gracias a la demanda del público por disfrutar de las películas desde la comodidad de su casa y veremos en el futuro si le ganan la partida de forma definitiva al cine, y más aun teniendo en cuenta los elevados precios a los que se encuentran actualmente los estrenos en las salas de cine españolas.

 

Digiboo : Alquiler y compra de películas en el aeropuerto

La espera por un avión en las salas correspondientes de un aeropuerto pueden resultar interminables y aburridas. Con el fin de hacer un poco más amena la espera o simplemente para proporcionar un viaje más entretenido en el propio avión, ha nacido Digiboo, un sistema mediante el cual se podrá tanto alquilar como comprar  películas que se encuentren en formato USB.

Digiboo ofrecerá a sus clientes más de 700 películas para transferir al pendrive, incluyendo estrenos que podrán visualizarse durante un tiempo máximo de 48 horas una vez iniciada la reproducción.

El precio del alquiler de una película será de 3,99 dólares y la compra de la misma saldrá por 14,99 dólares.

Actualmente se encuentra disponible en tres aeropuertos de Estados Unidos, que son el de Minneapolis, Portland y Seattle-Tacoma, y próximamente esperan ofrecer su servicio en un mayor número de aeropuertos así como en estaciones de tren y de autobús.

Como inconvenientes podemos resaltar que de momento solamente funciona con equipos Windows, aunque la compañía se encuentra trabajando en una versión para Android y soporte para Mac.

Por otra parte, los precios a algunos pueden resultar interesantes para el alquiler, ya que para la compra no es demasiado barato. De todas formas es de suponer que se ofrecerán películas a distintos precios dependiendo del éxito de la película así como de la temática, fecha de estreno… por lo que siempre se podría encontrar alguna película que satisfaga a los viajeros en relación calidad – precio.

Pese a que sea un sistema interesante, existiendo como existe la posibilidad de conseguir esas películas o contenido de otras maneras a través de la red, ya sea de manera legal o ilegal, quizás hace que el Digiboo no tenga un gran éxito. Entre sus ventajas se encuentra que con un pendrive podrías acudir en cualquier momento  a la máquina a escoger la película deseada, pero te podrías encontrar con que hubiese algo de cola y tengas una aburrida espera, por lo que si se desea llevar algún contenido multimedia como entretenimiento para el viaje, es “mejor” llevarlo preparado de casa eligiendo cualquier contenido deseado.

El éxito de Digiboo se podrá comprobar en unos meses, aunque no parece una plataforma, en mi opinión, con mucho futuro debido a las grandes opciones de entretenimiento y ocio que proporcionan actualmente los teléfonos o smartphones, tablets… que permiten utilizar servicios similares online a través de la conexión a internet de estos dispositivos.