Lanzado Facebook Messenger para Windows

Facebook ha lanzado su propio Messenger para Windows, el cuál se ha publicado antes de lo previsto debido a unas filtraciones antes de lo esperado.

Facebook pretende con esta aplicación que sus usuarios puedan interactuar más entre ellos de una forma más cómoda a la que pueden actualmente mediante el sistema de chat de la propia página y quizás a no muy largo plazo competir contra Windows Live Messenger.

Nada más arrancar el programa tras su instalación en nuestra computadora, aparecerá una ventana en la que nos indicará que iniciemos sesión en Facebook para poder chatear y recibir notificaciones en nuestro escritorio. Tras darle a “Entrar” se nos abrirá nuestro navegador predeterminado en la página principal del portal e iniciaremos sesión en nuestra cuenta como lo hacemos normalmente.

Una vez iniciada la sesión podremos ver una interfaz que recuerda ligeramente en cuanto a estilo al popular servicio de Messenger de Windows Live, donde podremos distinguir tres zonas diferenciadas.

En la parte superior o cabecera nos encontraremos con los iconos típicos de Facebook, los cuáles pertenecen a: Solicitudes de Amistad, Mensajes y Notificaciones.

En la segunda zona, nos encontraremos con el muro principal de los mensajes del muro de nuestros contactos (Últimas Noticias), lugar en el cual podemos estar al tanto de las publicaciones de los mismos.

Por último, en la tercera zona nos encontramos con nuestros contactos para chatear, apareciendo un punto verde en aquellos que se encuentren en ese momento como conectados.

Si queremos hablar con alguien nos encontraremos con una pantalla muy sencilla, en la que solamente veremos una pantalla blanca con una fina línea que divide la pantalla de conversación con la de escritura y una barra de pestañas en la que podremos cambiar de persona con la que chatear.

Tras cerrar la ventana del cliente de mensajería, se minimizará en la parte inferior derecha de nuestra pantalla, es decir, donde se encuentra el reloj, calendario y demás tareas, y para cerrarlo completamente deberemos hacerlo tras un “click” derecho y eligiendo la opción salir que se encuentra en la parte inferior (ya que hay dos opciones denominadas igualmente “Salir”).

En conclusión, este cliente de mensajería puede dar que hablar en el futuro, por su integración con Facebook y poder disponer en nuestro escritorio de nuestras notificaciones, mensajes, últimas noticias y chat, aunque sin embargo tiene bastante que mejorar en el aspecto gráfico, que quizás no esta trabajado lo suficiente debido a su prematura salida, por culpa de las filtraciones.

A pesar de eso, encuentro uno de los mayores “fallos” en que para iniciar sesión en nuestro escritorio, nos lleve directamente mediante nuestro navegador a la página principal y debamos iniciarla en la misma, aunque supongo que será algo que solucionarán en breve.

Por otro lado, personalmente, pienso que no estaría mal, que desde el programa de escritorio se nos permitiese publicar mensajes en nuestro muro directamente, pero veremos si integran esta función.

Es demasiado pronto para valorar de forma correcta a Facebook Messenger, y tendremos que esperar a ver la aceptación que tiene entre los usuarios, así como a las actualizaciones futuras.

Para poder utilizar Facebook Messenger, será necesario disponer de Windows 7 y podéis proceder a su descarga aquí.

Thunderbolt para PC, en 2012

A lo largo del año que esta a punto de comenzar se comenzará a comercializar Thunderbolt para PC, cuya anterior denominación era Light Peak y que ofrece un ancho de banda bastante más veloz de lo que nos puede proporcionar la tecnología USB 3.0.

A día de hoy, Apple ya utiliza este sistema en sus Mac, pero en unos meses se empezará a utilizar en portátiles de Acer y Asus, que ya han confirmado su uso, así como en los de otros fabricantes y equipos de sobremesa que incluirán Thunderbolt en sus placas bases, así como adaptadores PCI Express para equipos menos modernos.

Una de las ventajas principales de esta tecnología es que servirá tanto para transmitir datos de audio como datos de video y sobretodo la posibilidad de conectar diversos dispositivos en cadena de forma simultánea. Además se podrá conseguir una velocidad de 10 Gb/s de ancho de banda.

En cuanto a sus funcionalidades, esta nueva tecnología estaba enfocada en un principio para fines profesionales de edición de audio y vídeo, debido a las grandes cantidades de información que se maneja, pero finalmente Intel, decidió “liberarlo”, aunque para un usuario doméstico, la utilidad principal será la de intercambiar información entre un ordenador de sobremesa o portátil, a otros dispositivos externos, tales como discos duros externos, pendrives…

Sin embargo, pese a la llegada de Thunderbolt en este próximo año 2012 (concretamente en Abril), habrá que comprobar cuántos dispositivos son compatibles, y cual es la aceptación e implementación de la misma, ya que actualmente la mayor parte de los dispositivos incluyen solamente USB 3.0, y tendremos que estar a la espera de que los fabricantes comiencen a implantar la tecnología de Intel en sus periféricos venideros.

Dentro de unos años, podremos comprobar si Thunderbolt se hace con un hueco y deja de lado o compite de igual a igual con la tecnología USB 3.0, o si fracasa, como ocurrió con los puertos Firewire. Esto dependerá de la compatibilidad con los periféricos que se fabriquen así como el precio al que se pongan los mismos a la venta.

Actualmente Western Digital y Lacie, ya han anunciado que fabricaran periféricos con esta tecnología, y Apple tiene diversos periféricos, tales como monitores, dispositivos de almacenamiento, grabación de video…, que cuentan con esta revolucionaria tecnología de entrada/salida de audio y video.

De todas formas, existirán adaptadores para que podamos utilizar nuestros actuales dispositivos y periféricos USB con puertos Thunderbolt.

Características de Thunderbolt:

  • Doble Canal 10 Gb por segundo por puerto.
  • Bi-direccional.
  • Doble Protocolo ( PCI Express y DisplayPort).
  • Compatible con los DisplayPort existentes.
  • Baja latencia y altas velocidades de transferencia.