Telefónica y Jazztel se veran las caras ante la justicia ordinaria.

Ya hay fechas para que por primera vez Telefónica y Jazztel se vean las caras ante la justicia ordinaria. Será la próxima semana –el lunes 29 y el martes 30 de mayo- en el juzgado de primera instancia número 54 de Madrid. En juego están un total de 337 millones de euros que la compañía presidida por Leopoldo Fernández Pujals reclama a Telefónica por responsabilidad contractual al no facilitar el acceso al bucle de abonado (OBA).
La vista, que se celebrará a puerta abierta, será el primer episodio del enfrentamiento entre ambas operadoras en los tribunales. El conflicto reside fundamentalmente en los retrasos de Telefónica de España a la hora de facilitar acceso al bucle de abonado (OBA), paso imprescindible para que el resto de las operadoras puedan ofrecer sus servicios de telefonía.
En marzo, Jazztel anunció que se había hecho con 27.009 nuevos clientes de ADSL, pero al mismo tiempo sufrió 2.491 bajas y 12.109 cancelaciones. La compañía señaló entonces que estas cifras se justificaban por “la problemática existente –en relación a la OBA- ajena a la compañía para la tramitación de las portabilidades”.

Hasta ahora, la batalla entre las dos partes se había canalizado a través de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT). Ésta ya ha ordenado a Telefónica el pago a Jazztel de penalizaciones por un valor total de 15 millones de euros. De momento, todas las quejas de Jazztel –las 13 de un total de 44 que ha analizado la CMT- se han resuelto con una dictamen a su favor.

La que llegará al juzgado de primera instancia número 54 de Madrid el lunes y martes de la semana que viene es la una de las tres demandas presentadas ante la justicia ordinaria por el grupo que preside Leopoldo Fernández Pujals. Asesorado por el bufete Cremades & Calvo Sotelo, uno de los grandes especialistas en el sector de telecomunicaciones, Jazztel ha presentado tres demandas ante la Justicia y una denuncia ante el Servicio de Defensa de la Competencia.

Batería de demandas

Ante Competencia, Jazztel ha denunciado a Telefónica por prácticas anticompetitivas por incumplimiento reiterado de sus compromisos y, en particular, de los contratos sujetos a la OBA. Y ante la justicia, ha presentado la demanda mencionada por responsabilidad contractual, una segunda por competencia desleal y una última ante un juzgado de lo Mercantil contra el consejo de administración de Telefónica, ya que considera que los administradores del grupo que preside César Alierta son los máximos responsables de la actitud de la compañía. En total, le reclama 800 millones de euros.

Ayer, el consejo de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) acordó que las firmas afectadas por los retrasos de Telefónica de España –France Telecom (Wanadoo), Albura y la propia Jazztel– a la hora de facilitar acceso al bucle de abonado (OBA) puedan exigir a la operadora dominante el pago de penalizaciones por sus incumplimientos. La decisión rechaza las explicaciones de Telefónica, que ha culpado de los retrasos a los «excesos puntuales de peticiones» de acceso al bucle.

Al cierre del primer trimestre, Jazztel presentó una pérdida neta de 63,9 millones de euros, un 150% más frente a los números rojos del mismo período del año anterior. Por su parte, los ingresos mejoraron un 41% hasta los 71,9 millones, de los que la división de telecomunicaciones aportó 62,5 millones.

.
Articulo publicado en: http://actualidad.terra.es/ 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *