¿Internet, un lugar para ver la tele?

By | 6 julio, 2006

ADSLJAZZTELIMAGENIOMULTIMEDIAInternet se mueve entre la gratuidad y la fórmula mágica de operadores y televisiones hacia un sistema adaptado de pago y bajo control. Y varias de las principales compañías de telecomunicaciones han expresado su deseo de cobrar tarifas de acceso a los contenidos de Internet e incluso hacerse con el control de los mismos.

Los proveedores de acceso están suponiendo que la televisión puede ser una buena disculpa para hacer crecer sus negocios y viceversa. Los sistemas de acceso a Internet para ver televisión son cada vez más sofisticados a la vez que se pueden hacer asequibles a todos los bolsillos. En España primero fue Imagenio, pero luego se han unido Superbanda, Jazztel, Wanadoo y Ya.com para formar parte de la televisión sobre IP, ahora también las televisiones convencionales quieren aprovechar sinergias y lanzarse al nuevo negocio. Articulo publicado en:http://www.cablesatelitetv.com


En el futuro podría ocurrir que con el argumento de que son ellos quienes ponen la infraestructura y soportan el excesivo consumo de determinadas actividades en la Red, los proveedores de acceso aplicarían una estrategia comercial que les podría otorgar el control y la regulación de todo lo que sucediera en el futuro en Internet. En ese caso algunas asociaciones de internautas pondrían el grito en el cielo.Pero en el presente Internet sigue siendo un lugar de acceso más o menos libre. Y sólo tiene diez años como sistema de uso público y masivo y ya ha revolucionado las comunicaciones de forma irreversible. Cuando explotó su popularidad, algunos expertos predijeron que todo el mundo tendría una dirección de correo electrónico, pero ¿quién pensó que Internet sería centro de las comunicaciones?

Hoy algunos de esos expertos apuntan a que el mercado audiovisual a través de Internet (principalmente vía P2P) dejará de ser gratuito porque las grandes compañías, con mayor liquidez, tendrán prioridad en su despliegue de contenidos, así como podrán contar con los principales anunciantes marcando el paso a cada proveedor.

En este sentido las cadenas de televisión españolas como Tele5 también ven en Internet una oportunidad de negocio porque sin dudarlo multiplican el valor de sus contenidos. Precisamente esta cadena que cerró hace unos meses un acuerdo con Ono e Imagenio para difundir a través de estas plataformas sus series de éxito como Los Serrano y Hospital Central.

Las televisiones saben que no todos van a sobrevivir y tienen que estar en todas partes, de ahí que trabajen también con los tres operadores móviles españoles.

Otra cadena, la que preside Alejandro Echevarría ha invertido desde 1998 un total de 50 millones de euros para digitalizar contenidos, producción y distribución, y prepara para después del verano colgar en Internet distintos paquetes de contenidos, algo que acaba de anunciar Antena 3, que permitirá descargarse de la red series de éxito como Aquí no hay quien viva o Mis adorables vecinos por un precio de unos 0,50 euros.

Antena 3 ha decidido adoptar así la tecnología IP en la distribución de contenidos, pero preservando el carácter exclusivo del evento televisivo. No quieren estrenar sus series en otros soportes antes del estreno en sus canales de televisión, explica Giorgio Sbampato, director de Nuevos Negocios de esta cadena, quien añade que para Antena 3 la tecnología IP “es una forma de crear valor a nuestro enorme catálogo”.

Según Sbampato, Internet permite eliminar los intermediarios de cable y satélite “que suelen quedarse con el 50% del ingreso económico y reducirlo a menos de un 20%, por lo cual los creadores de Antena 3 van a incrementar sus ingresos un 50%”, subraya el directivo, que reconoce que están manteniendo conversaciones con todos los operadores de Internet. En su opinión, el triunfo de la televisión por Internet pasa por reducir el precio del ADSL a unos 10 euros mensuales.

Precisamente trabajan para adaptar contenidos Antena 3 y Tele 5 que están produciendo programación específica para las nuevas plataformas (móviles e Internet) porque el consumo de contenidos será distinto: “Incluso tenemos proyectos para ver cómo circulan de un medio a otro”, dicen desde Tele 5”.

Comparando ofertas actuales
Poniendo los pies en el suelo, Por Internet y mediante ADSL tenemos ofertas de televisión que sí son de pago. Por ejemplo, con Imagenio que por tres euros (las de adultos cuestan un poco más) se puede ver una de las películas de estreno (con la funcionalidad de un DVD) con un catálogo de más de 400 títulos. La competencia aquí no puede compararse, ya que algunos no tienen su propio videclub interactivo. Encima Imagenio se fortalece con nuevos canales y más abonados.

Jazztelia está comercializando una oferta de interés creciente ya que asienta sus bases, mientras Yacom no ha comenzado a caminar (pero avanza, eso sí) y Wanadoo lanza desde el primer momento vídeo bajo demanda en su novedosa plataforma.

Pero Imagenio es la única que dará los partidos de la próxima liga de fútbol, aunque los demás están ya negociando. De 8 a 12 euros cuesta cada partido en directo en la plataforma ADSL de Telefónica.

De cualquier forma dar precios comparativos es complicado a la gran cantidad de promociones puntuales. Y hay que recordar que la TV por ADSL es un servicio añadido a la conexión a Internet. Si no contrata la conexión, no hay tele. Sólo Imagenio se puede pedir por separado. Pero si tiene contratado el acceso a Internet con un operador distinto a Telefónica no podrá tener Imagenio.

Ellos lo han pensado todo para que nos sea más operativo adquiri packs combinados, de Internet, llamadas y televisión. Por ejemplo, el Trío Imagenio + ADSL 24 h, de un Mega, + Llamadas de Telefónica cuesta alrededor de 50 euros al mes y el alquiler del descodificador sale por 6,50 euros. Eso hace un total de 57 euros. Hay que sumar el alta, 38,10 euros, y los 14,14 que cuesta el router. Pero cada mes tienen alguna promoción que puede reducir la factura.

Por su parte, Superbanda lanzó la oferta: los tres primeros meses, por algo menos de 18 euros, tendrá ADSL hasta 20 Megas, en la práctica se alcanzan los 8 Megas en el mejor de los casos, con llamadas gratis y televisión. Tras este periodo la suma alcanza los 45,90 euros. Esto incluye cuota mensual de acceso de 29,95 euros, Superbanda TV por 10 más y los 5,95 euros del alquiler del descodificador.

Los precios de Jazztel: Jazztelia TV por un euro, pero para disfrutarla hay que contratar su ADSL2+ y dar de alta la línea telefónica. Sumados los dos primeros conceptos y obviando las promociones, el paquete completo sale por 47,50 euros, 29,95 por la conexión y 17,55 de la televisión. La línea telefónica son otros 12,95 al mes.

El secreto del ADSL2
Cara a proporcionar contenidos audiovisuales se pretende optimizar el ancho de banda con tecnologías como ADSL2 y ADSL2+, preparadas para ofrecer tasas de transferencia sensiblemente mayores que las proporcionadas por el ADSL convencional, haciendo uso de la misma infraestructura telefónica basada en cables de cobre. Así, si con ADSL tenemos unas tasas máximas de bajada /subida de 8/1 Mbps, con ADSL2 se consigue 12/2 Mbps y con ADSL2+ 24/2 Mbps. Además de la mejora del ancho de banda, este estándar contempla una serie de implementaciones que mejoran la supervisión de la conexión y la calidad de servicio (QoS) de los servicios demandados a través de la línea.

La migración de ADSL a ADSL2 sólo requiere establecer entre la central telefónica y el usuario un terminal especial que permita el nuevo ancho de banda, lo que no supone un enorme gasto por parte de los proveedores de servicio. Los proveedores europeos lo ofertan, por lo que puede decirse que ADSL2 está totalmente preparado para reemplazar al ADSL convencional a corto plazo.

ADSL2 también introduce una serie de mejoras orientadas a disminuir el consumo de energía por parte de los proveedores del servicio. Esta mejora consiste en optimizar los recursos energéticos desaprovechados por ADSL1; si con el ADSL convencional los aparatos encargados de dar servicio estaban continuamente conectados, ahora se pueden inducir unos estados de reposo o standby en función de la carga que está soportando dicho dispositivo, lo cual supone un ahorro monetario por parte de los proveedores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *